“Reconozco  la apertura del gobierno de Costa Rica para recibir y aceptar las  recomendaciones del rapporteur especial de Naciones Unidas sobre el tema  indígena. Todos los países deben consultar a los pueblos indígenas en  proyectos de explotación de recursos naturales y de infraestructura en  sus territorios”, aseguró el coreano durante la charla titulada Costa Rica y las Naciones Unidas: Retos y oportunidades en el siglo XXI.

Ban  Ki-moon se encuentra en Costa Rica desde esta mañana en el país como  parte de una visita de trabajo de cerca de 13 horas que culminará la  noche del miércoles 30 de julio con una cena formal. A partir del jueves  y hasta el 4 de agosto, el secretario general Ban se quedará en el país  en una visita privada.

Durante  la exposición de Ban, realizada en la sala de audiencias de la CIDH, el  secretario compartió la mesa principal con el presidente Luis Guillermo  Solís, el canciller Manuel González y otros tres miembros de la Corte.  Los seis presentes en la mesa principal eran hombres.

El  coreano esbozó su ponencia sobre los tres pilares que él considera que  unen al sistema de Naciones Unidas con Costa Rica: la observancia de los  derechos humanos, la seguridad, paz y el desarme y el desarrollo  sostenible.

“Sus  bosques atrapan carbono y producen agua, su belleza escénica atrae  turistas y esto feliz de que Costa Rica sea carbono neutral para el  2021. No hay mejor manera de festejar los 200 años de aniversario”,  apuntó Ban, quien además recito una estrofa de un poema del  costarricense Jorge Debravo.

Además,  el secretario general de Naciones Unidas reconoció la importancia que  tiene la Corte Interamericana de Derechos Humanos en la región, como un  actor clave para garantizar los derechos humanos reconocidos en el  chárter de la ONU.

 “Esta  Corte es una parte importante del Sistema de Naciones Unidas que ofrece  estabilidad en las Américas” apuntó Ban, en un español carraspeado pero  confiado que leyó de un papel, como el resto de su discurso.

En  la tarde, el secretario general se reunirá con representantes de los 24  territorios indígenas del país, con una selección de líderes elegidos  por la oficina de Naciones Unidas en Costa Rica. Según confirmó la  oficina de prensa de la organización, 36 personas fueron invitadas a  este encuentro.

“El  Sistema de Naciones Unidas ha tratado de promover espacios de diálogo y  acuerdo dentro de los territorios y entre los territorios para promover  la convivencia, el intercambio de visiones y la construcción de  propuesta conjuntas, pero queda aún un largo camino por recorrer para  subsanar los problemas de representación y gobernabilidad que los  afectan”, explicó el oficial de coordinación de la ONU en Costa Rica,  Randall Brenes.

La  dirigente comunal de Térraba, Isabel Rivera Navas, explicó que durante  el día los líderes indígenas del país se reunieron en San José para  afinar una posición común de cara al encuentro con Ban, pero que  probablemente traten temas de recuperación de territorio.

La  anterior ocasión en que un  Secretario General de las Naciones Unidas  visitó el país, fue en el 2002, cuando Kofi Annan estuvo en Costa Rica  entre el 15 y el 18 de marzo.