Equinos inmunizados con el SARS-CoV-2 para producir suero terapéutico contra la COVID-19. Foto: Laura Rodríguez R.

Equinos inmunizados con el SARS-CoV-2 para producir suero terapéutico contra la COVID-19. Foto: Laura Rodríguez R.

La firma del fondo de cooperación se llevó a cabo en Casa Presidencial con la participación del presidente Carlos Alvarado, representantes del BCIE, de la Fundación UCR, del Instituto Clodomiro Picado (ICP) lo que habilita la transferencia del aporte económico que permitirá un importante avance en las investigaciones para producir una formulación terapéutica de anticuerpos equinos contra el SARS-CoV-2 para tratar a pacientes con COVID-19. 

El logro de esta donación se da después de que el Gobierno de Costa Rica iniciara una búsqueda de fondos de cooperación para fortalecer la producción de las formulaciones que el Clodomiro Picado está realizando.

“Esta inyección económica significa un gran aporte tanto para los investigadores del ICP-UCR en la continuidad de sus labores como para la comunidad costarricense, en la búsqueda de soluciones para la salud pública frente a la pandemia COVID-19. Desde la Fundación UCR extendemos un agradecimiento al apoyo brindado por la Presidencia de la República de Costa Rica y por la representación del BCIE”, indicó la Fundación UCR.

De acuerdo con el presidente de la República, Carlos Alvarado, el medio millón de dólares optimizará el proceso de producción para la formulación de anticuerpos equinos. Además, mencionó que se está gestionando un presupuesto adicional a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Telecomunicaciones (Micitt) para llegar a producir 25.000 frascos de la formulación terapéutica.

“Queremos pasar de tener alrededor de seis caballos a tener unos 30; y pasar de una producción de 600 frascos a una cerca de 25.000”, detalló Alvarado.

El investigador Adrián Pinto, Vicerrector de Investigación, aprovechó el espacio otorgado en la conferencia de prensa para agradecer al presidente Alvarado por la decisión "de invertir íntegramente esta donación del BCIE en la producción de un posible medicamento con sello nacional" contra la COVID-19.

Pinto también, agradeció al Micitt y al Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Conicit), su apoyo continuo desde el arranque del proyecto.

“Invertir en investigación es invertir en desarrollo y esperanza. En este contexto recogemos los frutos de esa inversión con múltiples iniciativas que desde las universidades públicas se llevan a cabo para combatir la pandemia, y sus efectos en la salud de los costarricenses, en todas las áreas del conocimiento”, afirmó Pinto.

En el pasado mes de marzo, el BCIE puso en marcha el “Programa de Emergencia de Apoyo y Preparación ante el COVID-19 y la reactivación de las economías” de los países socios. Este programa incluye desde donaciones económicas y de implementos médicos, hasta nuevos mecanismos de financiamiento adaptados a los sectores más golpeados por la crisis.

“Agradecemos profundamente al Gobierno de la República por permitirnos contribuir en los esfuerzos para hacerle frente a esta difícil coyuntura, lo que nos permite ratificar nuestro compromiso de ser el brazo financiero de los países de la centroamericanos”, dijo el representante de BCIE.

Para el coordinador del proyecto de inmunoglobulinas equinas, Alberto Alape Girón, investigador del ICP-UCR, este aporte permitirá optimizar los rendimientos con miras a lograr el escalamiento que el país necesita para enfrentar la pandemia por el nuevo coronavirus con un tratamiento terapéutico producido en el país, indicó.