Un video que circuló en medios digitales y redes sociales muestra el momento en que se somete a votación la moción de receso y los diputados del Partido Liberación Nacional (PLN), incluida Chinchilla, se ponen de pie para apoyarla.

No obstante, la mandataria calificó de “vagabundería” la pretensión de varios actuales diputados que proponen otro largo receso legislativo para dedicarse a la campaña electoral, argumentando que esa es “una tradición” en la política costarricense.

Chinchilla pidió a los legisladores que sean “razonables” y se mantengan en sus curules porque hay una serie de importantes proyectos que deben ser adelantados antes de los comicios del 2 de febrero.

En un comunicado difundido este jueves por la Presidencia, la gobernante aclara que ella tramitó la renuncia del cobro de sus dietas durante el mes de receso que aprobó la Asamblea Legislativa. 

En una carta enviada al director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, la entonces legisladora describió: “En la sesión del día de ayer 5 de diciembre, el Plenario Legislativo aprobó un receso a partir del día 26 de diciembre del año en curso, al 2 de febrero del 2006. Conocedora del sistema de pago de dietas imperantes en la Asamblea Legislativa, y en virtud de que aprovecharé dicho receso para integrarme de lleno al proceso electoral, le solicito realizar las gestiones administrativas necesarias, a fin de que se haga efectiva mi renuncia a la remuneración correspondiente al mes de enero de 2006” .

El mismo jueves por la tarde, el director ejecutivo del Congreso informó al Plenario Legislativo que la solicitud de la Mandataria se hizo  efectiva y ella no cobró su salario ni otros beneficios que le correspondían durante el receso electoral de 45 días, que se aprobó previo a las elecciones de 2006.

La intervención de Ayales favoreció la posición de Chinchilla quien ha apelado a los legisladores para que aprueben varios proyectos de ley de especial interés en la agenda de cierre de gobierno, para el Poder EJecutivo.