"Sí, nosotros estamos trabajando en una demanda contra Nicaragua por estar usurpando y ofreciendo territorio marítimo costarricense y haber fijado arbitraria y unilateralmente límites marítimos para marcar lo que ellos llaman sus bloques petroleros", dijo el canciller Enrique Castillo en unas improvisadas declaraciones a la prensa.

El ministro anunció también que en conjunto con Panamá y Colombia se hará una gestión ante el organismo marítimo de Naciones Unidas para oponerse a la pretensión nicaragüense de entender su plataforma marítima. "Son dos gestiones paralelas", indicó.

El canciller explicó que la demanda ante la CIJ sería presentada antes de que concluya el gobierno de la presidenta Laura Chinchilla, el 8 de mayo próximo.

Costa Rica ha planteado su preocupación por las ofertas petroleras de Nicaragua desde julio del año pasado, cuando presentó una protesta diplomática por un documento que había circular Managua con un mapa de los llamados bloques petroleros.

En ese documento se señalan 18 áreas de exploración y explotación petrolera en el Pacífico y 55 en el Caribe que corresponden a mar territorial costarricense, según la Cancillería.

La nueva demanda se suma a los otros dos litigios abiertos en la CIJ por los dos países, el relativo a la soberanía de isla Portillo, planteado por Costa Rica, y el de los supuestos daños causados al río San Juan por la construcción de la carretera o trocha fronteriza, planteado por Nicaragua.