El comportamiento de la inflación en un mes electoral como lo fue enero, se mantuvo estable acorde con el comportamiento que mostró durante todo el año pasado y aún por debajo de la inflación del 1,31% que se registró en enero 2013.

La inflación al igual que otras variables de la economía como la tasas de interés –que mostraron muy poca variación y el tipo de cambio, que se movió al alza por primera vez en mucho tiempo- se mantuvieron con pocos cambios y sin altibajos durante los últimos trece meses.

La Administración Chinchilla Miranda superó la previsión del 4%, ya de por sí baja, para el 2013 y logró cerrar el año con un índice del 3,68%.