La estudiante de Ciencias de la Comunicación Guadalupe Acosta, de Paraguay, invita con esta carta abierta, compartida más de medio millón de veces desde el martes, a colocarse en el lugar de las viajeras y a levantar la voz contra el machismo y la violencia a las mujeres.

Ayer me mataron se titula el texto de esta estudiante de Ciencias de la Comunicación de Asunción. "Peor que la muerte, fue la humillación que vino después. Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se preguntó dónde estaba el hijo de puta que acabó con mis sueños, mis esperanzas, mi vida. No, más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mí, ¿se imaginan? Una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse.

¿Qué ropa tenías? ¿Por qué andabas sola? ¿Cómo una mujer va a viajar sin compañía? Te metiste en un barrio peligroso, ¿qué esperabas?", escribe Acosta, que adjunta una imagen de las dos jóvenes argentinas asesinadas en Ecuador.

También esta otra publicación, de la página de Facebook Mujer al Volante, hace hincapié en el tratamiento mediático a la noticia sobre que las dos mochileras viajaban "solas". Ha sido compartido más de 42.000 veces: “Las mochileras asesinadas en Ecuador, para los medios masivos de comunicación, “viajaban solas”. Eran dos mujeres, mayores de edad, viajando juntas. Pero sin embargo estaban “solas”. ¿Solas de qué? ¿Falta de quién? Eran dos. Pero como nacieron mujeres, ser dos no les alcanzó. Para no ser “solas”, algo les faltaba… Adivinen qué”. (Mariana Sidoti)

La indignación por lo ocurrido se está expandiendo a varios países de Latinoamérica, mientras los familiares de las víctimas ponen en duda la versión oficial de las autoridades ecuatorianas, según la cual los dos detenidos por el crimen las conocieron y las llevaron a una casa donde supuestamente cometieron los crímenes.

"Estamos prácticamente seguros que es algo de trata", ha afirmado Leticia Menegazzo, hermana de una de las víctimas.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, ha afirmado que, si la ley lo permite y es el deseo de las familias, el país aceptará la posibilidad de que forenses de Argentina investiguen el asesinato de las dos turistas de ese país.

Ayer me mataron denuncia la culpabilización de la mujer por ser víctima de violencia de género: "Cuestionaron a mis padres, por darme alas, por dejar que sea independiente, como cualquier ser humano. Al ser mujer, (el crimen) se minimiza. Se vuelve menos grave, porque claro, yo me lo busqué. Haciendo lo que yo quería encontré mi merecido por no ser sumisa, por no querer quedarme en mi casa, por invertir mi propio dinero en mis sueños", denuncia.

En uno de sus últimos mensajes, Acosta explica que algunos usuarios de Facebook denunciaron la página por "supuesta violencia gráfica". Los administradores de la red social comprobaron que era "una falsa acusación", explica ella misma en su muro, y no se retiró ningún contenido finalmente.

"No estoy para hacer alarde de un falso moralismo, pero creo que las redes sociales son recursos importantes para crear consciencia y seguiré usándolas como herramientas para esparcir mensajes que al menos inviten a la reflexión y debates sanos. Si en algún momento, alguna expresión o imagen gráfica causó algún inconveniente pido disculpas. Pero no está en mi esencia exposiciones que agravien a las personas", defiende.