Morales retornará a su curul legislativa.

Acompañado de sus compañeros de gabinete y de diputados oficialistas, Morales explicó que dada la moción de censura y una investigación que aprobada por el plenario legislativo, no tendrá la legitimidad necesaria para actuar como puente entre el Congreso y el Poder Ejecutivo, como es función del ministro de la Presidencia.

“La verdad real de esos hechos (relativos al UPAD) y las responsabilidades deberán ser establecidas en la investigación que, apegada al principio de objetividad, lleva a cabo la Fiscalía General de la República”, manifestó Morales en la carta de renuncia que presentó al presidente Carlos Alvarado.

“La realidad política me indica que, como consecuencia de esa moción de censura y de la investigación legislativa iniciada, no tendré la aceptación y comunicación necesarias con los miembros del Poder Legislativo para promover con éxito, en ese ámbito, las iniciativas del Gobierno de la República”, agregó.

Morales, quien ocupaba una curul del Partido Acción Ciudadana (PAC) desde mayo de 2018, aceptó asumir el ministerio de la Presidencia en agosto de 2019, tras la renuncia del anterior titular, Rodolfo Piza Rocafort.

“En aquel momento, al aceptar ese nombramiento, manifesté que me entusiasmaba incorporarme a un gobierno que en lugar de buscar excusas o culpables, o de rehuir soluciones impopulares, se ha abocado a resolver problemas serios y a dar oportunidad al futuro del estado social de derecho; lo cual continuo creyendo plenamente”. Víctor Morales retornará a su condición de diputado.

"Agradezco a Víctor Morales su labor como ministro de la Presidencia. Nuestro compromiso con la construcción de una democracia sólida y un país próspero continúa. Agradecerá ahora su gtrabajo desde la Asamblea Legislativa", escribió el presidente Carlos Alvarado en su cuenta de Twitter.

El viernes pasado, la Fiscalía allanó la Presidencia y decomisó computadoras y celulares, incluidos los personales del presidente Alvarado, en busca de elementos que permitan determinar el alcance de la oficina de análisis de datos de la Presidencia, que ha sido acusada por la oposición de acopiar datos “sensibles” de la ciudadanía.

Tanto Morales como el presidente Alvarado han insistido en que el objetivo de dicho equipo ha sido siempre el análisis de datos de interés público, con el fin de elaborar políticas públicas en diferentes campos como el desarrollo de infraestructura, el fortalecimiento de la educación, a reducción de la pobreza, entre otros aspectos.