Imagen: Válvulas de interconexión de redes de distribución de agua potable.

El AyA ha construido infraestructura de distribución y almacenamiento de agua que ha sido interconectad a las redes de suministro del Gran Área Metropolitana (GAM), donde se concentra la mayoría de la población del país y este viernes advirtió que el faltante en la producción del preciado líquido se debe a que en la última década, se ha registrado una baja en la producción de agua como consecuencia del cambio climático y del fenómeno de El Niño.

AyA señaló que el racionamiento previsto podría ser modificado de acuerdo con el consumo que se registre durante la Semana Santa, en que las familias estarán confinadas en sus hogares y algunas personas va a realizar teletrabajo.

Uso responsable y solidario del agua se vuelve indispensable para atender emergencia por déficit hídrico y covid-19.

En este sentido se dijo que el lunes 13 de abril podrían anunciar ajustes al programa según resultados de consumo de Semana Santa, que va a impactar en las reservas y el fluido de agua.

Programa de cortes de agua

En las últimas semanas se habilitaron 14 tanques de almacenamiento como fuentes públicas en Hatillos y Alajuelita para reforzar abastecimiento de sectores críticos.

Institución aclara que las débiles lluvias que se han registrado esta semana, no aumentan producción de las fuentes.

El programa de racionamientos en el Área Metropolitana para la Semana Santa (4 al 12 de abril) se va a prolongar a la semana del 13 al 19 de abril, y va a afectar a la población de 15 cantones con un aproximado de 325 mil personas.

Se trata de los cantones de: Alajuelita (26.250 personas), Curridabat (19.000 personas), Desamparados (61.300), Escazú (21.400), Goicoechea (5.500), La Unión (18.500), Montes de Oca (3.000), Mora (10.000), Moravia (10.300), Puriscal (11.800), San José (47.500), San Pablo (27.500), Santa Ana (15.800), Tibás (26.000) y Vázquez de Coronado (16.500).

El AyA adelantó que la institución se mantendrá vigilante del comportamiento de la demanda en las diferentes comunidades durante Semana Santa, pues dado que la población se encontrará concentrada en sus hogares por las necesarias medidas de prevención ante el covid-19 eso podría generar cambios en la demanda y por consiguiente ajustes a los racionamientos de la GAM.

El lunes 13 de abril, podría anunciarse algún ajuste al programa de racionamientos, según lo que se registre durante la Semana Santa, de lo contrario, para la semana del 13 al 19 de abril aplicaría el mismo programa.

La institución indicó que el uso responsable y solidario del agua por parte de la ciudadanía es indispensable ante las emergencias por déficit hídrico y el covid-19 que vive el país.

Respecto a los racionamientos, estos se aplican principalmente en horas de la tarde y/o noche, aunque en algunos cantones será durante la mañana y/o tarde. Como se ha indicado anteriormente, las horas son rangos de tiempo aproximados, pues depende del consumo de las personas, la cantidad de agua que quede disponible en las tuberías y la altitud del sector de cada vivienda o comercio.

Existe aproximadamente una franja de 1 hora y 30 min a partir de los horarios establecidos donde el servicio se irá suspendiendo y restableciendo en cada sector.

Avances en nueva infraestructura

Esta semana se finalizó la instalación de 14 tanques de almacenamiento para fortalecer el abastecimiento de la población de Alajuelita y Hatillos. Además, se continúa la distribución directa y personal de agua en recipientes a más de 100 familias con mayor vulnerabilidad.

También, se están sustituyendo tuberías de bajo diámetro para mejorar el servicio y se continúa la atención con camiones cisternas a los sectores más críticos.

A la vez, el AyA avanza en 23 proyectos inscritos en la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) para aliviar el déficit en el Área Metropolitana, donde se han logrado incluir en marzo 320 litros de agua adicionales, el equivalente al consumo de 78 mil personas (320 litros por segundo).

La Institución recalca que las lluvias pasajeras ocurridas en días pasados no son suficientes para reducir el programa de racionamientos, dado que no pueden recargar los ríos y fuentes que aprovecha la institución.