Cerro Asunción. Imagen publicada recientemente por diario Extra.
Cerro Asunción. Imagen publicada recientemente por diario Extra.

“Dicha actuación se da después de que el Procurador Mauricio Castro Lizano pone en conocimiento de la Administración cuestionamientos que indican que la sociedad Eco Proyecciones no es propietaria del inmueble a explotar ni cuenta con permiso del dueño para hacerlo”, indica un comunicado oficial del Ministerio de Ambiente y Energía.

La concesión a Eco Proyecciones fue otorgada por el gobierno de la ex presidenta Laura Chinchilla, el 10 de julio de 2013, para la explotación de una 30.000 toneladas de piedra en un plazo de 25 años.

Según fuentes de la compañía beneficiada, el material sería utilizado para desarrollar grandes proyectos de infraestructura como la terminal de contenedores de Moín y la ampliación de la ruta 32, pero existe alarma en la población limonense porque la devastación del cerro Asunción pondría en peligro las fuentes de agua potable de la provincia, especialmente de la ciudad de Limón.

El cerro se encuentra parcialmente dentro de la Zona Protectora de la Cuenca del río Banano y esto ha despertado también la preocupación del Instituto Nacional de Acueductos y Alcantarillados AyA.

El secretario de Comunicación del Sindicato de Trabajadores de Japdeva (Sintrajap), Liroy Pérez, dijo a Informa-tico.com que el problema preocupa especialmente porque de la cuenca del río Banano depende el suministro de agua para unos 100.000 habitantes, sobre todo de Limón Centro.

“Los representantes de la empresa nos dicen que el tajo no está amenazando las fuentes de agua, pero Acueductos y Alcantarillados, que es el que sabe del tema, está diciendo una cosa totalmente distinta”, agregó el sindicalista.

Según Pérez, AyA  ha elaborado estudios según los cuales la fuente más segura y explotable de agua para uso humano para los próximos 3 años es la de esa cuenca, que estaría en peligro con la explotación del tajo.

Los informes de las comunidades aledañas indican que la empresa ya ha instalado la maquinaria en el sitio y ha iniciado operaciones. Sin embargo, la escueta información del Minae no precisa si la decisión del gobierno contempla alguna medida cautelar.