El título tiene que ver con el Cinturón de Orión, formado por Alnitak, Alnilam y Mintaka, tres estrellas deslumbrantes que en el trascurso de la narración el personaje Alan-Alana mira fijamente, como si fueran a guiar e iluminar su vida, que desde el comienzo luce desorientada.

La historia la cuenta un narrador omnisciente, que reconstruye la vida de Alan-Alana desde su infancia, en forma de interrogación cuando ha cumplido los cincuenta años con un balance negativo.

Aunque da la impresión de que el narrador fuera la voz de un fluir de la conciencia del personaje, que podría asimilarse a la técnica del monólogo interior, hay pasajes de la novela en que Alan-Alana responde a las preguntas del narrador y dialoga con él, como si se tratara de un diálogo normal entre personajes.

El personaje pasa por las etapas de una vida normal: su niñez y su adolescencia en la finca con sus padres y sus primos. Va a la escuela, al colegio y a la universidad, en la que aprende también a probar marihuana y a tomar licores, como antesala de las conquistas femeninas.

Pero aparece un problema mayor. Alan-Alana quiere ser escritor, sobre todo poeta. Su vida entonces, girará en torno a ese objetivo, sin lograrlo, lo que constituye quizás su más grande frustración, porque en otras tareas cumple con lo que se propone: conseguir un empleo como guía de turismo, viajar a Nueva York, a Ecuador y a España.

No se casa ni tiene hijos, porque vive en compañía de Clara, su madre, lo que contrasta con la vida de Amanda, su hermana, que sí cumple ese papel.

En la novela hay referencias históricas, como el interés y la admiración de Stanley, su padre, por Bolívar el Libertador, por Sucre, referencias a la batalla de Pichincha, a los incas, a los quechuas, a Rumiñahui, un cacique del siglo XVI, que fue general de Atahualpa y opuso dura resistencia a los conquistadores españoles hasta su reducción y ejecución.

Hay referencias políticas a Colombia, al movimiento nacionalista M-19, comandado por Jaime Bateman Cayón, que para producir un gran impacto de opinión, robó un arsenal de armas al ejército en el cantón norte de Bogotá y la espada de Bolívar. El M-19 asaltó el Palacio de Justicia, sede de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado, en el que murieron magistrados, empleados del Palacio, y casi todos los asaltantes, lo que configuró un holocausto. El M-19 se proponía secuestrar a los magistrados y obligar al gobierno a capitular para tomarse el poder.

La facultad de letras de la universidad de Costa Rica le dará la oportunidad a Alan-Alana de interesarse por la literatura, por la poesía y especialmente por Neruda, de escribir poemas, y formar una especie de grupo literario con dos de sus amigos, uno de los cuales finalmente logra publicar sus libros. Se interesa por la novela de su amigo Gairaud, que tiene como protagonista a un personaje semejante al legendario Manuel Marulanda, alias “Tirofijo”, el guerrillero colombiano invencible de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, FARC.

En cambio, rehúsa publicar el manuscrito de su libro en varias ocasiones, pero sueña y no desmaya en su propósito, hasta el punto de afirmar: “Soy escritor, pero tengo la obra inédita”.

La universidad vive una época como la que muestra la novelaLa huella de abril,de la misma autora, de agitación estudiantil propiciada por los grupos de izquierda, en la que Alan-Alana no participa, por su apatía y desinterés habituales.

El Cinturón de Oriónes una novela realista, es decir, narra hechos y personajes tomados del mundo real, aunque hay un pasaje en que aparece la ficción en la imagen de una mujer desnuda, una desconocida, que parece un espejismo.

Los personajes están bien caracterizados. La narración es amena y despierta interés por lo que va a acontecer. Está acompañada por la descripción de las estaciones, del estado del tiempo, de la naturaleza y el paisaje.

El Cinturón de Orión. Alicia Miranda Hevia (Editorial Montemira, 2013) se presentó el 22 de mayo en el Centro Cultural Mexicano, en San José.