El canciller Manuel Gonzáles Sanz anunció en conferencia de prensa que Costa Rica enviará una carta a Israel y Palestina en que expresa el deseo costarricense de un cese al fuego.

Asimimo, demandará la inmediata integración de una comisión especial de las Naciones Unidas que investigue los crímenes de guerra.

“Es hora que los países dejen de quejarse sobre la violencia e iniciemos este trabajo en conjunto por la paz”, expresó González.

El jefe diplomático costarricense expresó la solidaridad con las víctimas, los heridos y sus familias y le envió un mensaje a Israel señalando que “el derecho a la legítima defensa no es ilimitado, hay una responsabilidad y razonabilidad de este derecho”.

Según cifras de la ONU, hasta ahora han muerto 1.717 palestinos, en su mayoría (cerca del 70%) civiles (mujeres, jóvenes y niños desarmados), muchos de ellos por ataques masivos a centros de refugiados.

Este lunes, el Frente Amplio le envió una carta a Solís en la que le pide ordenar el retiro del embajador costarricense en Tel Aviv, para que el país se sume a una presión internacional “que haga sentir a Israel que no puede seguir adelante con los bombardeos indiscriminados y el irrespeto al derecho internacional humanitario”.

“Con mucho dolor y preocupación venimos siguiendo las noticias que dan cuenta de la masacre en la franja de Gaza. La crisis humanitaria está alcanzando niveles nunca antes vistos  y los llamados a la paz parecen no surtir efecto sobre las decisiones  israelíes de continuar con los ataques”, señala la misiva, suscrita por el jefe de bancada legislativa del Frente Amplio, Gerardo Vargas.