Dispositivos para ingreso a la Clínica Carlos Durán, CCSS, San José. Foto: A Chacón Mora

(Dispositivos para ingreso a la Clínica Carlos Durán, CCSS, San José. Foto: A Chacón Mora).

¿Cómo es posible eso? El sistema de vigilancia sindrómica es algo parecido a un radar que toma como insumo los síntomas que reportan las personas en los servicios de salud, los relaciona con las manifestaciones clínicas del Covid-19, y muestra las probabilidades de que en esa zona lleguen a registrarse casos. 

La obtención de datos de forma temprana permite a los equipos de salud orientar a la vigilancia en la zona con pruebas de diagnóstico, así como ayudar a las autoridades a establecer estrategias oportunas para minimizar el impacto de contagio en la población. 

El epidemiólogo Marvin Cervantes, quién ha estado al frente de este proyecto, explica que los logros actuales se deben al trabajo de muchos años en el desarrollo de la herramienta y en las circunstancias de esta pandemia, se ha confirmado la capacidad de vigilancia epidemiológica que tiene la Caja para actuar sobre agentes de alto contagio amenazantes de la salud.

Para el gerente médico de la CCSS, doctor Mario Ruiz Cubillo, este sistema de alertas integra todo lo bueno de la institución: aprovecha la presencia de la Caja en las comunidades, usa las ventajas digitales del expediente único en salud y permite potenciar el uso la herramienta desarrollada por la institución con una gran visión de salud pública, que ha sido crucial frente a la pandemia. 

“La herramienta estaba en uso para unas zonas del territorio, pero la hemos extendido a golpe de tambor durante la pandemia para tener una visión del país porque representa una de las importantes novedades con la que la Caja cuenta para enfrentar el nuevo coronavirus”, considera Ruiz Cubillo.

Este sistema recopila datos de forma sistemática de acuerdo con los siguientes pasos:

REGISTRO DE SINTOMAS.  Una vez que el paciente llega algún servicio de salud de la CCSS, sea este un EBAIS, servicio de urgencias, o bien en un área de salud u hospital, mediante la observación que la persona manifiesta fiebre u otro síntoma sugestivo para Covid-19, ingresa el dato, es decir, el síntoma, al módulo de Vigilancia Sindrómica de (EDUS).  

ANALISIS DE DATOS.  La información recogida en las comunidades viaja al servidor central que consolida los datos de las atenciones que se han dado en las 24 horas y, mediante los algoritmos que tiene el sistema de Vigilancia Sindrómica, se generan las alertas.

CLASIFICACIÓN DE ALERTAS.  Las alertas se expresan en tres dimensiones Alerta C1, que expresa la probabilidad de estar a las puertas de un brote en un 60 %, la Alerta C2 que indica la probabilidad de un 70 % y la Alerta C3 que indica de la probabilidad de un 82 % de estar ante el riesgo de un brote.

Esta información por permite establecer estrategias de intervención, así como el involucramiento de los diferentes actores sociales en el esfuerzo de prevención para que la población cumpla las medidas ante el peligro de infección por la Covid-19.

De esta manera, el radar epidemiológico de la Caja recopila datos a partir de los síntomas de las personas y los transmite a los equipos de vigilancia de la salud para establecer un escenario de alerta, con lo cual pueden tomar decisiones antes de que los laboratorios confirmen realmente la presencia de los casos positivos.

Las alertas tempranas generadas por Vigilancia Sindrómica toman en cuenta el lugar de residencia de la persona de la cual se toman los datos de los síntomas, por lo tanto, si una persona, por alguna razón, consulta en Golfito y reside en Moravia, la alerta se genera para Moravia según el cantón, distrito y barrio de residencia permanente, lo que permite determinar dónde está concentrado el riesgo.

Esta alerta temprana está delimitada en tiempo y espacio, de esta forma permite determinar tanto la población sobre la cual se generan las alertas, así como en tiempo y lugar, desde una focalización por provincia, cantón, distrito y barrio.

Las aletas permiten prestar mayor atención a los pacientes que vienen de algún distrito o barrio donde se ha generado la alerta temprana y valorar si el virus pandémico está circulando o bien tomar la muestra dado que el sistema indica que algo puede estar sucediendo. Además, permiten que las autoridades de salud locales tengan identificados esos barrios o comunidades para que se extremen las medidas, ya que la probabilidad de tener casos en las siguientes dos semanas es elevada.