La noche del jueves, Pérez ingresó al cuartel Matamoros, en el centro de la capital, tras una maratónica audiencia, seguido por una gran cantidad de vehículos policiales, mientras una multitud eufórica celebraba en las calles.

Apenas unas horas antes, el general retirado que prometió aplicar mano dura contra la delincuencia, renunciaba al cargo tras conocer que un juez penal había emitido una orden de captura en su contra.

La Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un organismo asesor de la ONU, acusan a Pérez de formar parte de una organización criminal que se dedicaba a desfalcar al fisco.

Según las investigaciones, la organización conocida como “La Línea” estaba enquistada en las aduanas del país y ofrecía a empresarios importadores la posibilidad de reducir sustancialmente el pago de impuestos a cambio del pago de sobornos.

Tanto Pérez como la ex vicepresidenta Roxana Baldetti, también en prisión, fueron señalados por la Fiscalía como los cabecillas de la red criminal.

Tras concluir la audiencia, Pérez fustigó la decisión del juez de dejarlo detenido y afirmó que “no tengo la más mínima intención de salir del país (porque) voy a dar la cara".

"Yo hubiera podido salir ayer, antier, hubiera podido salir por aire, por tierra, incluso hubiera podido pedir asilo político y estoy seguro que me lo hubieran dado, pero no estoy dispuesto a salir corriendo", agregó Pérez, al concluir la audiencia en la que escuchó grabaciones que supuestamente lo vinculan con “La Línea”.

Pérez aseguró que este viernes refutará uno a uno los argumentos de la Fiscalía, que a su juicio carecen de fundamento e investigación.

La detención de Pérez ocurre a tres días de las elecciones generales en la que los guatemaltecos elegirán un nuevo presidente, 158 miembros del Congreso y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano.

Ayer mismo, asumió por lo que falta del mandato de Pérez (hasta enero de 2016), el hasta ayer vicepresidente Alejandro Maldonado, quien había reemplazo a Baldetti en mayo pasado.