El presidente Luis Guillermo Solís anunció que ha dado la orden para ese desplazamiento y dijo que solicitó al ministro de Seguridad, Gustavo Mata, que el contingente se mantenga por todo el tiempo necesario para controlar la situación.

A la vez, hizo un nuevo llamado a la Asamblea Legislativa para que apruebe el impuesto a las sociedades anónimas, el cual generaría alrededor de 40.000 millones de dólares, la mayor parte para fortalecer los programas del ministerio de Seguridad.

El ministro del ramo, Gustavo Mata, amenazó el lunes con presentar su renuncia en el plazo de un mes si los diputados no le dan trámite al proyecto, que se encuentra entrabado por la férrea oposición del libertario Otto Guevara.

Según las autoridades las balaceras que han sembrado el terror en la provincia caribeña en los últimos días, son la expresión de una lucha entre bandas rivales que se disputan no solo el control de los mercados internos, sino también los contactos con los carteles internacionales de la droga.