Dicaprio paralizó la Cumbre de Glasgow cuando llegó a reunirse con los presidentes latinoamericanos.

El acuerdo lo firmó el presidente costarricense Carlos Alvarado junto a sus colegas Iván Duque de Colombia, Guillermo Lasso de Ecuador y Laurentino Cortizo de Panaá, a la que asistió Dicaprio, en el marco de la Cumbre del Clima (COP-26) que se celebra en Glasgow, Escocia.

La nueva reserva marina internacional abarca el Parque Nacional Isla del Coco de Costa Rica, la Reserva Marina de Galápagos de Ecuador, el Santuario de Fauna y flor de Malpelo en Colombia y el Parque Nacional Coiba de Panamá.

Tras el acto protocolario, el actor expresó en Twitter su entusiasmo por este proyecto que definió como “un gran paso hacia la protección total de al menos 30% del océano para 2030”.

Dicaprio, reconocido por su compromiso con los temas ambientales, dijo al presidente Carlos Alvarado que hace un tiempo pasó los mejores cinco días de su vida en la isla del Coco.

 

Importancia de la zona de protección

 

“Desde América Latina, cuatro países nos hemos hermanado todavía más para lanzar un claro mensaje al mundo de que debemos avanzar con acciones para proteger nuestro planeta y, en  este caso, los océanos. La protección de la naturaleza es un paso fundamental para hacerle frente al cambio climático. Es vital contar con océanos saludables para poder proteger a cientos de especies marinas que son importantes para los ecosistemas y para las personas de nuestra región”, explicó el presidente Alvarado.

Según numerosos y vastos estudios científicos, las cuatro zonas forman un único ecosistema interconectados.

Por estas aguas transitan numerosas especies migrantes como tiburones, atunes, tortugas, rayas ballenas, entre muchas otras, en diferentes momentos de su ciclo vital.

Por eso, se requiere de acciones coordinadas entre los cuatro países que ejercen soberanía en estas aguas para lograr una protección integral de las riquezas biológicas que contienen. “Es un acuerdo histórico”, opinó el mandatario costarricense.

La ministra de Ambiente de Costa Rica, Andrea Meza, precisó que los  cuatro países aceptaron comenzar un proceso de diálogo para la consecución de los objetivos del acuerdo.

El plan incluye fortalecer las áreas de protección de cada país y empezar un proceso regional que incluirá no solo el apoyo a la creación del corredor biológico regional, sino también para establecer la Reserva de la Biósfera Marina entre las islas del Coco, Malpelo, Coiba y Galápagos.