La visita que facilitó la ministra Sánchez tuvo el propósito de que los diputados conocieran de primera mano las condiciones de hacinamiento en que viven los privados de libertad, de cara a una mejor comprensión de las medidas de contención del crecimiento de esta población, que está promoviendo el Ministerio de Justicia con la aplicación de innovadores sistemas para el cumplimiento de las penas.

Los diputados liberacionistas que participaron en la visita a La Reforma fueron Antonio Álvarez Desanti, Lorelly Trejos Salas, Olivier Jiménez Rojas y Danny Hayling Carcache y los diputados de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico acompañados por la ministra Sánchez y el director de Adaptación Social.

El legislador Álvarez Desanti comentó como muy importante este reconocimiento de la realidad de los centros penales donde las condiciones de vida son “una bomba de tiempo” y llamó la atención sobre “la urgente necesidad” de tomar medidas “antes de que estalle” y pidió a la Ministra que se le informe de la propuesta de acciones para resolver este tema.

Para Álvarez, los diputados tienen que apoyar con recursos, presupuesto y con instrumentos jurídicos, “se debe promover la Justicia Restaurativa, buscando una población carcelaria menor, hay que avanzar con licitación de brazaletes y de control electrónico, urge que tomemos medidas y apoyemos a la Ministra, al Poder Ejecutivo para resolver el hacinamiento crítico y el problema de violación derechos humanos en que se encuentran tantos privados de libertad, las condiciones son inhumanas”.

“Sobre la liberación de los reos, dijo, debemos aligerar el proceso de los métodos e instrumentos electrónicos de vigilancia, los brazaletes, facilitar esas opciones para que un proceso de esa manera sea un proceso ordenado y no por la presión que entiendo tienen las autoridades del Ministerio de Justicia y se haga una salida masiva en función no que la persona esté lista para incorporarse a la sociedad, sino la urgencia de poder darle una solución al hacinamiento”.

El limonense Danny Hayling se refirió a lo preocupante de esta realidad “hemos hecho avances pero muy lentos, al mes ingresan 615 indiciados y egresan 250 esto se va a convertir en una bomba de tiempo. Creo que el Gobierno debe meter mano en el asunto”.

“Me impresiona la cantidad de jóvenes, nuestra juventud está tomando otro camino, lo que uno no quiere como padre es que el hijo termine en un lugar como estos” e hizo hincapié en fortalecer los mecanismos de prevención y pensar en las oportunidades para los jóvenes.

Lorelly Trejos coincidió en darle mejores instrumentos al Ministerio de Justicia para resolver el hacinamiento, “hay muchísimo hacinamiento, los privados de libertad nos manifiestan que algunos están esperando que el sistema penitenciario revise su situación de ellos, pero el personal técnico como los Trabajadores Sociales y Psicólogos, son escasos”.

Por su parte Olivier Jiménez, puso énfasis en la reinserción de los privados de libertad en la que la educación es muy importante, “Costa Rica debe cambiar su política, hay que educar más que penalizar, somos un país que tiene la capacidad para preparar a la gente y evitar que más personas sigan llegando a los centros penales”.