El mandatario dijo en una alocución televisada que se trata de "una gira muy importante para enfrentar los nuevos proyectos en las circunstancias que tiene nuestra patria, de merma de los ingresos producto de la caída estrepitosa de los precios del petróleo".

La noticia se conoce en momentos en los que el país espera detalles de una serie de medidas económicas que incluyen una modificación del sistema cambiario, según anunció Maduro el 30 de diciembre.

Ese mismo día se confirmó, de acuerdo a cifras del Banco Central, que Venezuela ha estado en recesión desde junio.

El país sudamericano atraviesa una situación económica complicada si se agrega el hecho de que la inflación anualizada fue de 63,6% para noviembre, la mayor del continente.

Los precios de la cesta petrolera del país, que depende casi exclusivamente de las exportaciones de crudo para generar divisas, ya cayeron por debajo de los US$50 el barril. Este domingo, Maduro reiteró que considera que el precio justo del barril de petróleo es de US$100.

Estrategia de recuperación

Maduro aseguró este domingo que fue invitado a Pekín por su homólogo chino, Xi Jinping, para trabajar "diversos proyectos de carácter económico, financiero, energético, tecnológico, educativo, para el desarrollo integral".

Allí el mandatario también participará junto a China, su principal socio comercial, de una cumbre entre el gobierno chino y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que tendrá lugar el 8 y 9 de enero en Pekín.

China y Venezuela han firmado un número importante de acuerdos económicos en los últimos 15 años –más de 450 en total–, entre ellos el "Fondo conjunto China-Venezuela", un mecanismo creado para pagar por proyectos de infraestructura, comercio y transporte.

El fondo incluye una línea de crédito, que Venezuela se compromete a pagar con petróleo y productos derivados. Entre éste y otras fuentes de financiamiento, China le había prestado a Venezuela US$55.000 millones hasta julio de 2014, según declaraciones del presidente del Banco de Desarrollo chino en Caracas, Hu Huaiban.

"El financiamiento está respaldado por una producción y suministro de barriles de petróleo, que ya va por 540.000 barriles diarios y no crea deudas pesadas como los viejos sistemas", argumentó Maduro en aquella ocasión, en la que los dos países firmaron un convenio con una nueva inyección de recursos.

Gracias a este suministro, una parte de la deuda ya fue cancelada (cerca del 75% a septiembre del 2013, según declaraciones del presidente venezolano).

Sin embargo, analistas se quejan de falta de transparencia en el manejo del fondo, tanto en términos del dinero que ingresa, como del uso que se le da y la forma cómo se paga.

Algunos de ellos aseguran que Venezuela le debe más dinero a China que el que tiene en reservas internacionales, las cuales se ubicaban al cierre de diciembre de 2014 en US$22.064 millones, según cifras del Banco Central.

Esfuerzo con la OPEP

Luego de China, el presidente venezolano proseguirá su viaje a "varios países de la OPEP para seguir haciendo esfuerzos al más alto nivel" en busca de lo que llamó una estrategia de recuperación del mercado de los precios petroleros, "de fortalecimiento de la OPEP".

Maduro no especificó qué países de la OPEP visitará.

Los esfuerzos que el gobierno venezolano ha hecho en los últimos meses por lograr que sus socios del cartel petrolero respalden una reducción en la producción que conduzca a un incremento de los precios no han obtenido el resultado esperado.

En la reunión de noviembre, se impuso la tesis de Arabia Saudita, que considera que la OPEP debe mantener sus cuotas actuales y esperar a que el mercado se estabilice "por sí mismo", según dijo el ministro saudita de Petróleo Ali Al Naimi.

Según datos de la corporación Sovereign Wealth Fund Institute, Arabia Saudita cuenta con un fondo de ahorro de US$757.000 millones para afrontar el vendaval.

El Fondo de Estabilización Macroeconómica venezolano, donde formalmente se ahorra el excedente petrolero, cuenta con US$3.000 millones, según datos publicados por el periodista especializado en economía Víctor Salmerón.

Aunque los inversionistas ven con preocupación el deterioro de los indicadores venezolanos, Maduro ha dicho que el 2015 será el año de la recuperación económica.