El presidente de la CNE, Alexander Solís, anunció en conferencia de prensa que, a partir del lunes, la restricción vehicular quedará circunscrita al área central de San José de lunes a viernes, con la misma distribución de placas establecida antes de la pandemia.
La restricción nocturna continuará como hasta ahora, de 10 de la noche a las 5 de la mañana, al igual que la vigente para fines de semana (placas impares los sábados y pares los domingos).
Asimismo, a partir del 15 de febrero se ampliará el aforo de salones de eventos de un máximo de 150 personas a 300, para actividades académicas y empresariales.
El resto de salones de eventos se ampliará de 30 a 75 personas, pero deberán seguir respetando todas las medidas sanitarias de prevención, como el distanciamiento mínimo de 1,8 metros y el uso de mascarillas.
No obstante, Solís insistió en que la pandemia no ha terminado y que no se debe bajar la guardia en las prácticas sanitarias que han permitido ganar terreno a la enfermedad.