El ente emisor precisó que el déficit financiero del gobierno pasó de un 0,7% del PIB en enero de 2019, a un 0,4% en el mismo mes de 2020. Mientras tanto, el déficit primario se redujo de 0,45% del PIB al 0,19% en el último año.

La información coincide con los datos del Ministerio de Hacienda, que en un comunicado del 21 de febrero, destaca que tanto el déficit fisca como el déficit primario registraron sus menores niveles en una década para el mes de enero. En particular, los ingresos crecieron un 17,6% mientras que el gasto del Gobierno Central se redujo en 6,3%.

Por otra parte, el BCCR indica que el crecimiento económico ha repuntado en los últimos trimestres, luego de registrar un mínimo en mayo de 2019. “Con excepción de la construcción, la electricidad y el agua, que disminuyeron, el resto de industrias mostró variaciones positivas y, en su mayoría, superiores a las de un año atrás”, de acuerdo con el organismo.

El impulso a la economía estuvo determinado por el desempeño de empresas amparadas a regímenes especiales, que mantuvieron el dinamismo, y por la recuperación de las del régimen definitivo. De este último grupo destacaron las de la manufactura, con tasas de cambio positivas luego de 18 meses de contracción.

Los resultados de las encuestas de confianza del consumidor y expectativas empresariales publicadas en el primer trimestre de 2020 validan la mejora en la percepción de los agentes económicos registrada en el cuarto trimestre de 2019, y aunque se mantienen en niveles de pesimismo relativo, sugieren que ese pesimismo ha disminuido.

El Banco Central determinó también que, entre diciembre y enero, la inflación se ha mantuvo contenida por debajo del rango meta (2% a 4%). Tampoco prevé mayores presiones inflacionarias para lo que resta del año. .

 

 

Impacto del coronavirus

 

Si bien la aparición y propagación del virus COVID-19 está afectando el crecimiento de la economía mundial y esto podría repercutir en Costa Rica, el BCCR estima que las mismas circunstancias están empujando hacia la baja los precios del petróleo y eso podría tener un efecto compensatorio para la economía nacional.

El informe considera que aún es prematuro hacer previsiones sobre el efecto del coronavirus a nivel económico, pero es esperable que una reducción del crecimiento económico de los principales socios comerciales del país impactará negativamente la demanda exportable de Costa Rica.

La reducción del turismo puede ser otro efecto de la pandemia, pues se reduciría el flujo de visitantes.

Sin embargo, el Banco Central estima que la reducción de los precios internacionales del petróleo tendrá un efecto favorable para la economía nacional y compensaría en parte las reducciones en exportación y turismo.

 “El Banco Central sigue de cerca estos acontecimientos en procura de tomar las medidas necesarias de manera oportuna”, concluyó.