El Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios (SINIRUBE) permitirá al Estado contar con una base de datos actualizada y de cobertura nacional con la información de todas las personas en condiciones de pobreza que reciben algún tipo de beneficio estatal, explicó el titular de la cartera, Carlos Alvarado.

El SINIRUBE fue creado por ley en el 2013, pero no se había podido instalar debido a la falta de recursos para su funcionamiento.

Ahora, con la puesta en práctica de este sistema, “se aprovecharán de una mejor manera los recursos para reducir la pobreza y se reducirán las filtraciones y las duplicidades”, aseguró Alvarado.

El funcionario explicó que actualmente existen 46 programas de asistencia social ejecutados por 22 instituciones diferentes y que no cuentan con una base de datos que les permita trabajar coordinadamente, según datos de la Contraloría General de la República.

“Que el SINIRUBE sea una realidad es una de nuestras prioridades de trabajo porque esto permitirá hacer más eficiente la inversión social, trabajar en coordinación interinstitucional y reducir las filtraciones para que el dinero llegue realmente a quienes más lo necesitan”, concluyó Alvarado.