Macaya indicó que en medio de esta pandemia por covid-19, “ir por las vacunas es esencial” porque es importante que las menores no pierdan esta oportunidad de protección.

La primera dosis de la vacuna que se aplicó en 2019 alcanzó una cobertura casi del cien por ciento de las niñas porque se dio en un entorno escolar que favoreció la vacunación, señalo Macaya.

Agregó que en este 2020 corresponde dar la segunda dosis pero en un entorno de confinamiento por la pandemia, es más difícil llegar a todas las niñas, por eso las familias deben movilizarse al centro de salud de manera segura, acatando las medidas de prevención sanitaria de lavado de manos, distanciamiento físico”.

Los EBAIS de la CCSS, están terminando de vacunar contra la Influenza y se concentran en la vacuna contra el papiloma humano.

Agregó que el cierre necesario de escuelas para evitar el contagio de la enfermedad COVID-19, afectó algunos programas de salud que se desarrollaban en el espacio escolar, como es el caso de las vacunas.

Se mostró convencido que para el 2020 se alcance el mismo éxito del 2019 cuando se logró la cobertura del 98,3% de la primera dosis, gracias también al apoyo de las familias. “Esta es la cobertura más alta del mundo para un país que pone la vacuna por primera vez”. 

Macaya pidió a las familias que acudan a vacunar a sus hijas con la primera y segunda dosis en los casos de niñas que aún faltan de que se la apliquen.