"Yo del CEACO tengo que decir muchas cosas buenas, todo lo que puede salir de mi boca es agradecimiento, pero, definitivamente, la comida del CEACO sabe a gloria”, dijo Cristopher Zamora, que se recuperó de la COVOD-19. Foto CCSS

("Yo del CEACO tengo que decir muchas cosas buenas, todo lo que puede salir de mi boca es agradecimiento, pero, definitivamente, la comida del CEACO sabe a gloria”, dijo Cristopher Zamora, que se recuperó de la COVOD-19. Foto CCSS).

La encargada del sabor y cuchara del CEACO es la nutricionista Sandra Redondo Álvarez, jefa de Nutrición de ese hospital. La funcionaria de 57 años, y con tres décadas de trabajar en la Caja, dice que pasa corriendo todo el día para asegurar los seis tiempos de comida de las casi 600 personas que se alimentan diariamente en el establecimiento, entre pacientes y funcionarios.

Una aspecto de gran sensibilidad en la atención hospitalaria que queda resumido en la afirmación de Redondo sobre el concepto de “alimentación variada y natural, pero sobre todo le ponemos una alta dosis de amor a cada preparación, sí, el amor es el ingrediente estrella de los alimentos que ofrecemos”.

El equipo de trabajo del servicio de Nutrición lo componen 35 funcionarios entre nutricionistas, cocineros, auxiliares, bodegueros y la secretaria. Ellos en conjunto preparan 4.200 platillos distintos por semana para los desayunos, merienda de la mañana, almuerzo, merienda de la tarde, cena y merienda de la noche.

“Yo del CEACO tengo que decir muchas cosas buenas, todo lo que puede salir de mi boca es agradecimiento, pero, definitivamente, la comida del CEACO sabe a gloria”, comentó Cristopher Zamora quien comprobó la buena cuchara del hospital por dos semanas.

Para el doctor Roberto Aguilar Tassara, director general del CENARE-CEACO, en ese establecimiento se caracterizan por dar un excelente servicio, una atención esmerada y palabras de aliento que son el gran valor agregado de la atención que se da a los pacientes.

“La comida que se ofrece a pacientes es de muy alto nivel, y en ese sentido tengo que reconocer la valiosa labor de la jefa del servicio, la doctora Sandra Redondo Álvarez, quien tiene 20 años ya de estar con nosotros en el Cenare” explicó Aguilar.

“Para nosotros como equipo de trabajo del CENARE-CEACO es muy satisfactorio brindar una intervención nutricional adecuada a los pacientes. Preparamos y distribuimos la alimentación siguiendo altísimos niveles de calidad para asegurar alimentación inocua” destacó la doctora Redondo.

Los expertos en nutrición aseguran que la alimentación de los pacientes enfermos influye de manera muy positiva en la recuperación de pacientes convalecientes.