El Area de Servicios de Infraestructura de la CGR realizó un estudio para determinar si se cumplen las normas de pesaje de vehículos de transporte de carga y el resultado fue que el gobierno no ha logrado resolver el problema.

El control de pesos y dimensiones de los vehículos de carga es un tema de importancia “vital” para la red vial nacional, debido a que la violación de las normas por parte de los transportistas inciden en un acelerado deterioro de las carreteras, explicó el informe de la CGR.

El informe indica que “entre 2009 y  2012, el CONAVI invirtió casi 3.600 millones de colones en la rehabilitación y mantenimiento de las estaciones de pesaje que operan en el territorio nacional”.

Sin embargo, el estudio  logró determinar que pese a la millonaria inversión de fondos públicos, el funcionamiento de los puestos de control es “muy deficiente” y no se ha logrado controlar el tránsito de vehículos con sobrepeso, con el consiguiente deterioro de las calles y puentes.

Adicionalmente, el Estado ha dejado de cobrar 57.000 millones de colones en multas a los infractores, lo que representa una pérdida adicional para el fisco.

La falta de planificación por parte de Conavi en la construcción rehabilitación o remodelación de las estaciones, están en el origen de los problemas, señaló.

Algunas de esas debilidades se resumen en los siguiente puntos enumerados por la CGR:

  • Infructuoso resultado de procesos de contratación para construir las estaciones propuestas.
  • No se cuenta con criterios formalmente definidos para la ubicación, diseño, construcción y operación de esos puestos de control.
  • Falta de manuales de procedimientos para varias labores que se desarrollan en las zonas de trasbordo y descarga de mercaderías, carencia de estudios técnicos que permitan determinar la cantidad y ubicación de las estaciones de pesaje en las diferentes vías nacionales.
  • No se sanciona económicamente a los conductores que incumplen la ley, por parte de los integrantes de la Dirección General de la Policía de Tránsito.
  • Producto de que la normativa vigente tampoco se establecen multas a quienes evaden los puestos de control, genera una inapropiada tolerancia, dejándose de cobrar en los últimos dos años cerca de 57.000 millones de colones por la falta de partes o multas por infracciones a la Ley, tanto por vehículos con sobrepeso no multados como evasores de los puestos de control.

Entre las disposiciones adoptadas por la entidad contralora, está la de ordenar al Conavi corregir las deficiencias en planificación, la carencia de manuales de procedimientos, la ausencia de criterios técnicos para la ubicación, diseño, construcción y operación de las estaciones de pesaje, y la falta de estudios técnicos para definir la cantidad y  ubicación de esas estaciones.

También dispuso que la Policía de Tránsito garantice la presencia estable de oficiales en las estaciones de peaje a fin de imponer multas a los conductores que circulen con sobrepeso.