Los bloqueos continuaron este lunes en diferentes puntos, incluida la capital (foto de Marco Monge).

El presidente Carlos Alvarado anunció la noche del domingo que, ante la creciente inconformidad de distintos sectores con la iniciativa oficial, su tomó la determinación de no presentar al Congreso el proyecto y convocar a todos los sectores del país a un diálogo para consensuar una nueva propuesta para enfrentar la crisis económica.

Pese a ello, los grupos que desde hace varios días bloquean carreteras estratégicas para la producción, el comercio y el turismo volvieron este lunes a levantar barricadas, causando trastornos al tránsito de vehículos y personas.

El último reporte del ministerio de Seguridad Publica precisó que 45 puntos se encuentran bloqueados, 10 zonas mantienen paso intermitente y 2.172 personas participan en los bloqueos.

El ministro de la Presidencia, Marcelo Prieto, afirmó que “ha existido voluntad de diálogo, no se justicia la afectación a terceros, sobre todo a aquellos pequeños empresarios, agricultores y a la ciudadanía en general que están trabajando para reactivar la economía del país”.

El gobierno reiteró el llamado a cesar con las manifestaciones de fuerza y volvió a condenar las conductas violencias de quienes han provocado lesiones a oficiales de la Fuerza Pública, daños a vehículos oficiales y obstrucción a vehículos de emergencia.

Por su parte, diversos grupos empresariales han expresado preocupación por la persistencia de las protestas y la afectación que esto representa para la actividad económica que hace apenas unos días ha empezado a reactivarse.

La Cámara de Turismo (Canatur) consideró apropiada la respuesta del presidente Alvarado a la disconformidad que diferentes sectores habían manifestado ante su propuesta inicial y calificó de “irresponsable” la respuesta de las organizaciones que han decidido mantener los bloqueos pese a la apertura de las autoridades.