Con escasa afluencia de votantes en las colas transcurre la segunda vuelta electoral en Guatemala para escoger a su próximo gobernante, según reportó la enviada especial al país centroamericano, Aurora Samperio. Al menos 7 millones 340 mil personas están convocadas a sufragar entre dos candidatos derechistas.

"A diferencia del pasado 11 de septiembre (primera vuelta), se ha notado gran disminución de las personas que acuden a las urnas" destacó la periodista de teleSUR.

"No hay tanta presencia como en la primera vuelta debido a varios factores" entre los que destaca la poca presencia de transporte público en elecciones, hecho que pudiera repercutir en la asistencia de este domingo.

"La gente se está quejando de que no hay suficientes buses públicos para transportar a las personas por lo menos en Ciudad de Guatemala (la capital) reportó.

Por otro lado, el proceso para estas elecciones se augura más rápido que el anterior en vista de que los electores "cuentan con una sola papeleta por lo que se espera que sea más rápido pues la personas durarían de dos a tres minutos para agilizar el proceso".

Samperio dijo que al menos seis mil observadores locales están trabajando en estos comicios junto otros 85 que conforman la delegación internacional enviados por la Organización de Estados Americanos (OEA) "que están observando que la jornada se desarrolle en normalidad".

Los centros de votación abrieron a las 08H00 locales (14H00 GMT) en todo el país con una baja afluencia de personas reportó más temprano la enviada especial a Ciudad de Guatemala.

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Guatemala inauguró la segunda ronda de elecciones para elegir Presidente y Vicepresidente de la República para el periodo 2012-2016, con la presidenta del organismo, María Eugenia Villagrán, a la cabeza del acto y los magistrados del ente.

Un total de 2 mil 453 centros de votación de unas 16 mil 668 juntas receptoras de votos están habilitados para celebrar esta segunda vuelta de elecciones donde más de 7,3 millones de guatemaltecos fueron convocados por el TSE.

Al menos unos 25 mil efectivos de seguridad fueron desplegados por todo el país para resguardar los centros de votación en esta segunda vuelta de elecciones presidenciales.

Otto Pérez Molina y Manuel Baldizón, se medirán este domingo en las urnas luego de una larga campaña electoral dominada por una profunda crisis de inseguridad, debido al creciente mercado de drogas mexicano, además de un fuerte índice de pobreza y exclusión social.