El anuncio ya lo había hecho el titular de Agricultura y Ganadería, Felipe Arauz, en el marco del VI Encuentro Nacional de Agricultores, Experimentadores e Investigadores, que se realizó a finales de octubre.

La nueva dependencia se encargará de dar aporte logístico y asistencia técnica a 2.160 agricultores orgánicos que se encuentran aglutinados en unas 130 organizaciones, según los datos de que dispone el MAG, pero también trabajará para lograr la expansión de este tipo de agricultura.

"La creación de esta oficina es una demanda de todo el sector la cual vamos a atender. Para mí, uno de los mayores beneficios de esta medida consiste en darle una mayor relevancia política a al sector de la agricultura orgánica, pero además, esperamos que esta medida pueda permear toda la estructura del Ministerio y podamos así cumplir la meta que nos hemos propuesto de aumentar en 2.000 hectáreas la producción orgánica al 2018", declaró el ministro Arauz.

La cita de los productores logró reunir a 146 agricultores de zonas como Grecia, San Ramón, Talamanca, Santa Cruz de Guanacaste, Turrialba, Pérez Zeledón, Buenos Aires de Puntarenas, Heredia y Cartago, entre otras regiones del país.

El encuentro -que tuvo el apoyo financiero del MAG- fue convocado por el Programa de Investigación y Transferencia de Tecnología en Producción Orgánica (PITTA-Agricultura Orgánica) del MAG, la Universidad Nacional, la Universidad Estatal a Distancia, la Cámara Nacional de Exportadores de Productos Orgánicos (CANAPRO), la Asociación de Consumidores y Productores Orgánicos de Costa Rica (APROCO), la Corporación Educativa para el Desarrollo (CEDECO), Agencias de Certificación, el Movimiento de Agricultura Orgánico Costarricense y otras organizaciones de productores del sector.

No a las semillas orgánicas

Durante el Encuentro, se recogieron firmas para solicitar a los diputados su apoyo a un proyecto de ley que busca establecer una moratoria a la liberación de los cultivos transgénicos, en todo el territorio nacional.

En la actualidad de los 81 gobiernos locales existentes en el país, 75 tomaron el acuerdo de declarar a sus respectivos cantones como territorios libres de cultivos genéticamente modificados.

Jaime García, catedrático y especialista en temas agrícolas de la Universidad Estatal a Distancia y la Universidad de Costa Rica, indicó que ese proyecto de Ley pretende, entre otras metas, proteger las semillas criollas y evitar abusos contra los agricultores como ha sucedido en otras latitudes, así como defender nuestra imagen internacional como "país sin ingredientes artificiales", para continuar favoreciendo el comercio internacional de nuestros productos agropecuarios, así como la llegada del turismo.

"En algunos países, como Ecuador, esta prohibición incluso se ha incorporado en la Constitución Política. Debemos hacer el máximo de los esfuerzos para que nuestras semillas nunca se lleguen a contaminar con otras de tipo transgénico porque una vez que eso sucede ya no se puede hacer nada. En naciones como los Estados Unidos las transnacionales han llegado incluso a demandar a cientos de agricultores que nunca han usado transgénicos porque sus semillas fueron contaminadas.El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) anunció este miércoles la creación de un departamento especializado en cultivos orgánicos, cuyo objetivo será promover y apoyar este tipo de producción amigable con el ambiente y libre de sustancias tóxicas.