“La toma” de las instalaciones y las acciones de protesta por más de dos semanas fueron organizadas por estudiantes agrupados en la Asociación de Estudiantes de la Sede Guanacaste, quienes mantuvieron cerrada esta Sede hasta este martes (5.10.19) cuando se llegó a un acuerdo con las autoridades universitarias.

Los estudiantes pidieron que no se tomen represalias contra quienes participaron en las protestas y la toma de los edificios, lo que quedó “condicionado a que no exista destrucción ni daños a la infraestructura de la sede, ni a sus bienes”.

El único punto sobre el que no hubo acuerdo fue la demanda estudiantil para que renuncien el Rector y la Vicerrectora de Docencia, que fue rechazada por las autoridades.

El listado de acuerdos quedó listo el pasado 31 de octubre en una sesión en la que participaron representantes estudiantiles y de la Administración universitaria. Después, el 5 de noviembre, en Asamblea General de la sede, fue suscrito el acuerdo por el rector Henning Jensen, Diego Alvarado, presidente de la Asociación de Estudiantes Sede Guanacaste, y Gina Rivera, directora a.i. de esta Sede universitaria.

Entre las principales peticiones de los estudiantes están el acceso a la información detallada sobre los fondos del FEES que fueron redireccionados por el Ministerio de Hacienda, el compromiso de que los laboratorios de Salud Ambiental e Ingeniería de Alimentos estén terminados en febrero de 2020 y la intervención de la Oficina Ejecutora del Programa de Inversiones (OEPI) para que haga un estudio del estado actual de las necesidades y demandas en infraestructura y equipamiento de la Sede guanacasteca. 

Las autoridades se comprometieron a enviar un oficio a los estudiantes con la explicación detallada de lo referente a las partidas de capital contenidas en el presupuesto 2020 de la UCR.

La administración también se comprometió a iniciar de inmediato las contrataciones necesarias para que en el I ciclo lectivo 2020 estén listos los laboratorios de la carrera de Salud Ambiental y de Ingeniería de Alimentos.

Además, la Administración de la Sede se comprometió a pedir un informe a la Jefatura Administrativa sobre ejecución y sub ejecución presupuestaria, si la hubiera. La Vicerrectoría de Administración dará apoyo presupuestario para tiempo extraordinario en la realización de giras, sobre las que los estudiantes pidieron que se maximicen los recursos.

La protesta de los estudiantes de la Sede de la UCR en Guanacaste, es la última de la serie que llevaron a cabo las cinco universidades públicas del país en contra de la violación por el Ministerio de Hacienda, de los artículos 84 y 85 de la Constitución Política que consagran la Autonomía Universitaria y las normas del Fondo Especial para la Educación Superior pública (FEES).

Hacienda recalificó ilegalmente partidas del FEES por el monto de 70 mil millones de colones que trasladó del rubro de gastos corrientes al de inversión de capital, con lo cual dejó sin fondos los programas de becas, contratación de docentes y acción social. En la Comisión de Asuntos Hacendarios del Congreso, los diputados recalificaron 35 mil millones de colones que devolvieron a gastos corrientes y dejaron los otros 35 mil millones tal cual los había manejado Hacienda.

Sin embargo, el monto final de los fondos que van a quedar recalificados va a depender de lo que decidan los y las diputadas en el Plenario Legislativo cuando el proyecto de Presupuesto General de la República, regrese al Congreso tras concluir la consulta de constitucionalidad que presentó ante la Sala IV un grupo de diputados de distintas fracciones que no comparten los manejos de Hacienda ni los de los miembros de la Comisión de Hacendarios, sobre el FEES.

Si la Sala Constitucional da el visto bueno para que continúe el trámite del Presupuesto de la República, después de resolver la consulta de los que también incluyó el incumplimiento de 8% del PIB para la educación pública que lesiona el derecho humana a la educación y el recorte significativo al presupuesto del Poder Judicial que violaría la independencia de Poderes, según los diputados, aún faltará por conocerse el criterio de la Contraloría General de la República sobre estas acciones.

Pero eso no es todo, los diputados y diputadas de la Comisión de Asuntos Hacendarios eliminaron adempas las partidas con destino específico que son las que financian las sedes y recintos de las universidades públicas en todo el país. Este es el motivo por el cual, las sedes y recintos del país, mantuvieron las protestas hasta lograr acuerdo específicos.

Los acuerdos en el caso de las sedes y recintos con las autoridades universitarias plantean la elaboración de un plan de contingencia en caso de que no se recuperen los fondos específicos para la educación universitaria descentralizada.