El célebre arquitecto permanecía ingresado desde inicios de noviembre en un hospital de Río de Janeiro debido a una insuficiencia renal.

Óscar Niemyer, un patriarca de la arquitectura moderna fue el diseñador de los principales edificios de Brasilia, la futurista capital de Brasil y dejó un legado mundial en el diseño arquitectónico.

Niemeyer dejó su impronta estilística alrededor del mundo. Sus edificios de cristal y hormigón blanco incluyen el secretariado de la Naciones Unidas en Nueva York, la sede del Partido Comunista en París y la Catedra Católica Romana de Brasilia.