El 70% de la deuda canjeada corresponde a vencimientos que estaban para entre 12 y 18 meses plazo, lo cual tiene un efecto muy positivo sobre las finanzas públicas porque permite alargar los vencimientos y disminuir las presiones en el flujo de la caja para los próximos años, afirmó la tesorera nacional Martha Cubillo.

Según la tesorera, los nuevos títulos tienen vencimientos superiores a los cuatro años.

“Los canjes se constituyen en mecanismos que ofrecen ventajas a los inversionistas debido a que permiten reestructurar y diversificar su portafolio, lo que conlleva a una mejora en la liquidez y valoración de sus inversiones. Muestra de lo anterior, es la acogida de los puestos de bolsa a este mecanismo, entre los que sobresalen INS Valores, Popular Valores y BAC Valores”, comentó la funcionaria.

Cubillo explicó que en el primer trimestre de este año se ha canjeado un monto global de ¢207.924 millones, cifra relevante en comparación con los montos canjeados en años anteriores. Dicha suma representa un 73% del monto total canjeado en el 2014 y cerca del doble del promedio logrado en los años anteriores.

A la fecha, el Ministerio de Hacienda ha colocado al mercado primario un total de ¢670.395 millones, mediante subastas y ventanillas, lo que representa un 61% del monto total anunciado en el Plan de colocación de títulos para el primer semestre del 2015 por ¢1.1 billón.

Al incorporar los canjes de deuda interna realizados a la fecha, el porcentaje de colocación al mercado aumenta al 80% del total anunciado en el Plan para el primer semestre.