"Estamos abriendo la puerta a las familias más necesitadas, a las familias más excluidas, para que tengan acceso a la red global por medio de los instrumentos de la tecnología", dijo el presidente Luis Guillermo Solís en un acto realizado en el colegio de San Miguel de Desamparados para dar a conocer el proyecto.

El plan, financiado con 128 millones del Fondo Nacional de Telecomunicaciones, pretende dotar de computadoras e Internet de banda ancha a 140.000 familias, 14.000 este año y 126.000 más el año próximo, precisó el mandatario.

Las familias beneficiadas aportarán una parte, que oscilará entre el 40 y el 80% del costo del equipo y la conexión, según su capacidad de pago. Sin embargo, el gobierno aclaró que la participación de las familias en el programa es totalmente voluntaria.

La ministra de Educación, Sonia Marta Mora, acotó que "Hogares Conectados  representa un importante esfuerzo de inclusión social que en esta administración se está atendiendo, con este programa se brinda una oportunidad  para  que las familias tengan  acceso a las herramientas de la información y la comunicación que les permitirá  propiciar el desarrollo de habilidades, conocimientos y destrezas y así acompañar a sus hijas o hijos en los procesos de aprendizajes”.

Por su parte, el presidente Solís apuntó que “la puesta en marcha del Programa Hogares Conectados el día de hoy, es un ejemplo de que cuando las instituciones públicas en conjunto con el sector privado, trabajan de manera articulada, es posible concretar acciones”.

“Esta iniciativa no solamente es una señal de esperanza de que la articulación es posible, sino que también demuestra que el único camino para seguir construyendo una Costa Rica inclusiva y solidaria, es por medio del desarrollo de acciones que incluyan a quienes se encuentran en brecha digital”, aseguró.