Exhausta y con el mismo coraje con que había enfrentado a los seleccionados de Uruguay, Italia, Inglaterra y Grecia, a los que eliminó del Mundial; la Sele se plantó frente a Holanda en un partido que terminó en empate a cero, fue a tiempo extra y solo se resolvió en la serie de penales donde Costa Rica perdió ante los europeos que lograron sacar la clasificación a la semifinal.

El dramatismo con que los ticos vivieron el partido frente a Holanda -algunos tuvieron que ponerse de pie y dar unos pasos para no sufrir un infarto o romper en lágrimas en esos minutos en los que los jugadores bloqueaban los furiosos ataques de los holandeses-, se reflejaba en las caras largas y los minutos de silencio en que sumió el país entero al quedar eliminado por penales.

Un aficionado con un poco de más de humor o valor, gritó: “que no hemos perdido, carajo, no nos ganaron, vamos a festejar la grandeza de la Sele en Brasil”, en la Calle de la amargura, de San Pedro.

Entre lágrimas y abrazos, poco a poco, se fueron llenando las calles al grito de “oe oe oe oe ticos, ticos”  enfundados en sus camisetas rojas, con sus banderas, desde las aceras, en las esquinas o en sus carros, saludaron a la “Sele” por su gloriosa actuación en Brasil.

Bryan Ruiz publicó en redes sociales: "El Mundial Brasil 2014 no fue un sueño, fue una realidad. Afición gracias x todo el apoyo, un gran abrazo COSTA RICA"

Keylor Navas, el mejor arquero del mundo hasta hoy, saludó a la afición así: "Siento un gran orgullo x q luchamos hasta morir. Gracias Sele, gracias por tanto esfuerzo, gracias Costa Rica por tanto apoyo. Un mundial para nunca olvidar"

Los festejos de la afición se prolongaron por varias horas en la fuente de La Hispanidad donde miles volvieron a concentrarse como un anticipo de lo que están dispuestos a dar el  martes para recibir a sus héroes, por el coraje, la dignidad, las lecciones de fútbol y juego limpio que dieron al mundo y el orgullo de su país.