Ya no solo se regula el uso de aguas continentales, sino también marinas en sólo texto. Integra el agua y el resto de la biodiversidad. Mejora la visión sobre la prioridad del agua para consumo humano sobre otros usos. Visión de cuenca integral. Establece con rango legal instrumentos como el canon por vertido. Reconoce el caudal ambiental. Modificación de concesiones por situaciones de crisis hídricas. Se introduce el principio de no regresión.

PERO TAMBIÉN genera regresiones, en cuanto reduce los perímetros de protección ya garantizados en la Ley de Aguas, de 200 mts a 100 mts o menos. Recordemos que los perímetros de 200 mts en nacientes han sido vitales para proteger este valioso líquido.

Por ejemplo, recientemente mencionaron los magistrados constitucionales: “Si bien en autos no ha sido demostrada ésta (contaminación), ha quedado más que comprobado que la zona de protección efectiva de la naciente se encuentra invadida por un sembradío de cebolla, principalmente, aguas arriba de su afloramiento, con lo que se incumple con el radio de protección de 200 metros para fuentes de abastecimiento público que estipula el artículo 31 de la Ley de Aguas”, Voto 2013-008669.

En el proyecto se reduce la protección que tenemos hoy en día de humedales, al impedir recuperar áreas eliminadas de este tipo de bosque, violando con ello el principio de irreductibilidad del bosque y dando más terrenos a urbanizadores para impermeabilizar sitios que son áreas silvestres protegidas.

Elimina las competencias de SENARA en cuanto a mantos acuíferos. Recordemos que esta institución ha demostrado ser responsable e independiente en protección de acuíferos, al menos más allá de lo que MINAE y la Dirección de Agua han hecho.

También en el proyecto se crea el ente rector denominado DINA, donde su director será nombrado entre lo más selecto, pero es de libre remoción por el ministro del MINAE a su complacencia. Es decir, se politizan las resoluciones administrativas, pues además el ministro es el jerarca del DINA en lo que se refiere a las apelaciones.

Yo considero que existen muchas inconsistencias serias en el proyecto, aunque tiene sus avances. Mucha gente considera que se debe aprobar el texto tal cual está y que luego se harán las mejoras, para quitar LAS EMPEORAS, ya sea modificando la ley, o por acciones de inconstitucionalidad pero a pesar de ello, yo tengo mis reservas.