Este año la cobertura se ha ampliado en centros educativos nocturnos, rurales e indígenas del país. La elección de los centros responde a las estadísticas del INEC que indican que en estos lugares se concentra la mayor población entre los 4 y 18 años, en condiciones de pobreza. Los comedores estudiantiles abiertos incluyen centros de preescolar, primaria y secundaria ubicados en zonas vulnerables del país.

Además, 8 centros educativos contaran con servicio de transporte a los comedores Térraba, Liberia, Chomes de Puntarenas, Coto, Sabalito, Pérez Zeledón, San Diego de Pocosol y  Santa Rita de Grecia.

El presidente Luis Guillermo Solís recordó al hacer el anuncio que toda inversión “en la educación de nuestros niños y niñas es invertir en un presente y un futuro próspero para Costa Rica, y ese futuro se dificulta cuando hoy las familias de niñas, niños y jóvenes  se preocupan por algo tan vital como contar con alimento suficiente o no” y agregó que su gobierno les brinda apoyo con “los comedores escolares abiertos durante las vacaciones fortaleciendo este servicio para que hayan cada vez más beneficiados”.

Según datos de la Dirección de Programas de Equidad (DPE) del MEP, se proyecta atender a 85 mil estudiantes y se cuenta con una estimación presupuestaria que ronda los ¢390 millones.

Para la atención del servicio se autorizó el pago de 450 personas servidoras de comedor, para preparar los alimentos de acuerdo a un menú establecido para cada día por el Departamento de Alimentación y Nutrición de la DPE, con el objetivo de fiscalizar el servicio y proveer una dieta balanceada.

La comida servida en los centros diurnos será el almuerzo, en horario de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 1:00 p.m.; en el caso de los 5 centros nocturnos participantes el servicio será de 5:30 p.m. a 8:00 p.m. Los participantes tendrán que registrarse a diario en una lista de asistencia que estará en el comedor.

Adicionalmente se le brindará el servicio de transporte a 8 centros educativos: Liceo de Boruca (Grande de Térraba), Escuela Jesús de Nazareth (Liberia), Liceo de Judas de Chomes (Puntarenas), Escuela La Palma (Coto), La Lucha (Sabalito), Liceo Las Mercedes (Pérez Zeledón), Escuela San Diego de Pocosol y Escuela Santa Rita en Grecia.

Marco Fallas, viceministro Administrativo del MEP indicó que la apertura del comedor escolar es una acción afirmativa que se propone garantizar el derecho de las niñas, niños y adolescentes a no padecer hambre y contar con una alimentación continua y de calidad que contribuya con la permanencia y el éxito escolar.