Rodrigo Cubero, presidente de Banco Central (foto Semanario Universidad)

En entrevista con el programa radial “Hablemos Claro”, de la periodista Vilma Ibarra, este martes, el presidente del BCCR, Rodrigo Cubero, explicó detalladamente las razones de este nuevo ajuste, las cuales -dijo- son tanto de orden externo como interno.

Cubero aclaró que las nuevas cifras reflejan un dinamismo menor de la economía, pero aseguró que un 2,2% de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) es una tasa que está muy por encima del promedio de América Latina, porque a los demás países de la región le afectan los mismos factores internacionales que a Costa Rica.

(Según dio a conocer la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) la semana anterior, la expectativa de crecimiento del área para 2019, en promedio, es de 0,5%.)

Dado el interés que esta entrevista pueda tener para nuestros lectores, presentamos a continuación un resumen de lo expuesto por el presidente del Banco Central. Los textos entre paréntesis son acotaciones propias que permiten ilustrar las afirmaciones de Cubero.

 

Factores externos

Cubero explicó que existen tres factores de orden internacional que están afectando a la economía costarricense.

1) Uno de ellos es el escaso dinamismo en general y, particularmente, en los países que constituyen nuestros principales mercados. Esta situación provoca una menor demanda de los productos costarricenses y una caída de las exportaciones.

(El Banco Mundial fijó las expectativas de crecimiento mundial en 2,6% para 2019, en contraste con el 3% del año anterior. Para las economías desarrolladas el pronóstico es aún peor: 1,7%).

2) La recesión en Nicaragua, vinculada a la crisis política, afecta también puesto que ese país vecino es un mercado importante para Costa Rica. De acuerdo con Cubero las exportaciones a Nicaragua han seguido cayendo por segundo año consecutivo y la baja de este año es del orden del 20%.

(Costa Rica exportó a Nicaragua 342 millones en 2017 y el monto se redujo a 318 en 2018.)

3) Los precios del petróleo. A inicios de año, existía la expectativa de que los precios del crudo seguirían a la baja durante 2019, pero esto no ocurrió sino que más bien se recuperaron, aunque no al nivel del año anterior.

 

Factores internos

En cuanto a los factores internos, Cubero mencionó dos que considera los más importantes:

1) Uno de ellos es un clima de incertidumbre provocado por la aprobación de la ley de fortalecimiento de las finanzas públicas y la ola de publicaciones alarmistas que circulan en redes sociales.

El funcionario manifestó que las reformas tributarias aprobadas este año por la Asamblea Legislativa evitaron que el país cayera en una crisis muy profunda, pero también ha provocado un clima sicológico poco favorable a la inversión y al consumo.

Medidas como la reducción del encaje legal, de 15% a 12%, en junio pasado, cuyo objetivo es estimular el crédito para la inversión, no ha tenido el efecto deseado. Tampoco ha impactado en el consumo porque, a su juicio, un elevado porcentaje de la población se encuentra ya muy endeudado con las tarjetas de crédito.

2) Las expectativas de inversión estatal no se han cumplido, es decir, el gobierno no ha puesto en marcha todos los proyectos de obra pública que había previsto emprender.

Cubero señaló que es importante entender que pese a la baja en las expectativas de crecimiento, el país está creciendo e incluso lo está logrando mejor que la mayoría de las economías latinoamericanas.

Costa Rica, dijo, tiene importantes fortalezas en este momento: el dinamismo de la actividad turística que está en constante crecimiento, así como la fortaleza de la industria de zonas francas. También señaló la gran diversificación del aparato productivo costarricense, que le da mucha estabilidad a la economía.

Por otra parte, destacó que el país tiene una tasa de inflación controlada y estable y unas reservas monetarias internacionales muy fuertes.

Cubero cerró diciendo que aunque obvio cabe recordar que “en este barco de la confianza vamos todos. Mucha gente me dice: es que el gobierno no está haciendo lo suficiente para la reactivación. Señores, no estamos en China ni en la (antigua) Unión Soviética, aquí el crecimiento económico depende fundamentalmente del sector privado y necesitamos que el sector privado vuelva a confiar y vuelva a invertir”.

“Si el sector privado no invierte, el crecimiento es menor y los más perjudicados son los empresarios mismos. Entonces, aquí todos juntos tenemos que tratar de construir confianza, sobre todo de cara a esa guerra mediática que se está librando. Hay mucho negativismo que se difunde a partir de noticias falsas en las redes sociales”, concluyó.