El anuncio lo hicieron en conferencia de prensa los máximos dirigentes de los sindicatos, quienes aseguraron que el movimiento huelguístico -contrariamente a lo que dicen las autoridades de la CCSS- involucra a más del 80% de los trabajadores en todo el país.

Marta Rodríguez, subsecretaria general de la Unión Nacional de Empleados de la CCSS (UNDECA), anunció que el jueves 8 de agosto, los huelguistas se concentrarán en los alrededores del Parque La Merced para luego marchar hacia las oficinas centrales de la institución.

Los sindicatos aseguran que han mantenido y seguirán manteniendo activos los servicios esenciales para los usuarios, como el de emergencias, y negaron que el movimiento de huelga implique un incremento de las listas de espera que, afirman, es culpa de una pésima administración.

Sostienen además que el diálogo con las autoridades de la CCSS, que iniciaron desde hace seis meses, ha sido infructuoso porque las posiciones de éstas son “totalmente inadmisible”.

A efecto de poner fin al movimiento, demandan la instalación de una mesa de negociación “con alto poder resolutivo”, a la que se integren entre otros el ministro de la Presidencia, Víctor Morales.

Los sindicatos piden que se les excluya de la regla fiscal que fue aprobada dentro de la ley de fortalecimiento de las finanzas públicas (o paquete fiscal) y que consiste en sujetar el crecimiento del gasto de las instituciones al crecimiento real de los ingresos.

Alegan que dicha regla es inaplicable a la CCSS porque la institución es autónoma en sus finanzas por disposición constitucional.