Managua. El asilo incluye a su pareja y a sus tres hijos por considerarles en peligro "por luchar en pro de la democracia, la paz, la justicia y los derechos humanos" y por su filiación política en El Salvador.

El ex presidente Funes, que llegó al poder postulado por el izquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), enfrenta en su país un juicio civil por enriquecimiento ilícito.

La Fiscalía también mantiene abierta una investigación relacionada con delitos de corrupción durante el gobierno del ex mandatario, de 2009 a 2014.

La información de prensa señala que al expresidente Funes (2009-2014), los están investigado en su país por supuesta corrupción, según aparece publicado este martes en el diario oficial La Gaceta.

El asilo político fue solicitado por Funes el pasado 1 de septiembre y le fue concedido a él, a su compañera Ada Michell Guzmán Sigüenza, y sus tres hijos, Carlos Mauricio Funes Velasco, Diego Roberto Funes Cañas y Mauricio Alejandro Funes Guzmán, de acuerdo a la publicación oficial.

El pasado 23 de agosto se conoció que el exmandatario salvadoreño se encontraba en el país y pese a que en un inicio se dijo que estaba aquí por una solicitud de asilo político, Funes se encargó de desmentir dicha versión a través de su cuenta de Twitter.

"Aclaro que no estoy asilado en Nicaragua ni estoy tramitando el asilo. Me encuentro acá por trabajo", dijo en esa ocasión.

La resolución ministerial 073-2016 con la que el Ministerio de Relaciones Exteriores le otorgó el asilo político se basa en la Ley de Organización, Competencia y Procedimientos del Poder Ejecutivo, así como en convenios e instrumentos internacionales en materia de derechos humanos y asilo político.

"Otórguerse asilo político al expresidente de la hermana República de El Salvador señor Carlos Mauricio Funes Cartagena identificado con pasaporte D006415 y a su núcleo familiar ", señala la misma.

El expresidente salvadoreño reaccionó a través de su cuenta de Twitter asegurando que tiene más de tres meses de estar realizando una consultoría en Managua y que pidió el asilo político el pasado 31 de agosto.