La Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) y el Frente Interno de los Trabajadores del ICE (FIT) realizan conversaciones para iniciar el movimiento, al que invitarán a unirse a otros sindicatos y organizaciones sociales, anunció la ANEP mediante un comunicado.

La Asociación Costarricense de Grandes Consumidores de Energía (Acograce) que representa los intereses de las cámaras empresariales,  solicitó recientemente a la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep) una rebaja de las tarifas, que sería financiada con incrementos en las tarifas residenciales.

Según la ANEP, la propuesta es coherente con el modelo que proponen los grupos empresariales, basado en un “rebalanceo tarifario” en el que “el gran consumidor” recibe el mismo trato que el pequeño, sin tomar en consideración capacidad de pago, ingreso o ubicación geográfico.

La organización advirtió que de aceptarse esta propuesta, miles de millones de colones que hoy pagan las empresas por el uso intensivo de energía eléctrica tendrían que salir de “los debilitados bolsillos de la clase trabajadora asalariada y no asalariada”.

El efecto será “nefato en las economías familiares, de igual forma que para los micro, pequeños y medianos negocios”.

Las acciones que se proponen impulsar los sindicatos serán dadas a conocer próximamente, informó la ANEP.