Manifestantes este martes en San José (foto de Marco Monge).

La ministra de Trabajo, Geannina Dinarte, declaró a la prensa que el diálogo multisectorial se dará en los próximos días y que las reuniones convocadas por el presidente Carlos Alvarado con los dirigentes de sectores no sustituyen el encuentro multisectorial.

La aclaración la hizo Dinarte luego de que los representantes del Movimiento Solidarista, que habían aceptado reunirse con Alvarado este martes, declinaron la invitación alegando que el diálogo debe ser en conjunto de todos los sectores con el gobierno.

“Le hemos expresado al presidente nuestro apoyo a la apertura de un diálogo franco y constructivo en el marco de una mesa multisectorial y no bilateral como lo ha propuesto el gobierno”, dijo el presidente de lo solidaristas, Raúl Espinoza, en un comunicado.

Pese a este primer encuentro fallido, la Casa Presidencial mantuvo en firme las demás reuniones programadas para este martes: a la 1:30 con el Consejo de Mujeres, a las 3:30 con el Consejo Nacional de Cooperativas (CONACOOP) y a las 6 de la tarde con los presidentes de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, y del Poder Judicial, Fernando Cruz.

 

Prosiguen bloqueos; Corrales pone condiciones

Mientras tanto, este martes continuaron los bloqueos de carreteras en diversos puntos del país, al tiempo que los sindicatos del sector público se proponen realizar una marcha en el centro de San José.

Las autoridades reportaron cerca de 50 bloqueos en lugares como Arenal, Upala, San Carlos, Sarapiquí, Guápiles, San vito, Ciudad Neilly, San Ramón de Alajuela, Parismina, Limón, Talamanca, entre otros.

Los cabecillas del movimiento, los exdiputados José Miguel Corrales y Célimo Guido entregaron un pliego de 15 peticiones al gobierno, por intermedio del arzobispo de San José, José Rafael Quirós, de cuyo cumplimiento dependería que se levanten las protestas.

Aunque el pliego no se hizo público, trascendió que entre las exigencias se incluye una promesa del gobierno de que desistirá definitivamente de la negociación con el FMI, que la policía no intervenga más en los bloqueos y que no se tomen acciones legales contra los participantes en estas actividades.

Este martes trascendió que el Movimiento por Puntarenas se desligó del Movimiento Rescate Nacional, de Corrales y Guido, por discripar de los utilizados por este último grupo, que incluye bloqueos y enfrentamientos con la Fuerza Pública.

El dirigente de esta agrupación, Gerardo Zúñiga, dijo que luchan por resolver la situación de la provincia del Pacífico por medios pacíficos, y que se sentarán a dialogar con el gobierno.