Costa Rica quedó en el que ya la prensa mundial califica como el de la muerte, junto a Italia, Inglaterra y Uruguay, tres campeones mundiales.

"Es el grupo más destacado. Será muy difícil, pero si nos preparamos bien, estoy convencido de que lo haremos bien", declaró el técnico italiano a agencias internacionales.

"Los partidos serán difíciles porque es un Mundial. Iremos bien motivados y entusiastas frente al desafío", añadió Prandelli, para quien el objetivo de su equipo será "llegar lo más lejos posible en el sorteo".

Mientras, en Italia se ha criticado la distribución de las cabezas de serie en el torneo, pues como había nueve europeos en esa condición, se colocaron dos en un solo grupo y justamente fue a Inglaterra e Italia a las que le tocó esa suerte.

"Es injusto que nos hayamos clasificado a dos jornadas para el final y estemos en el mismo rango que Francia", criticó el delantero del Milan Mario Balotelli en un mensaje en la red social Twitter.

El actual seleccionador de Rusia, Fabio Capello también criticó la mala suerte de su país. "Es una situación absurda", dijo.

"Es increíble que Italia, que ha ganado cuatro títulos mundiales, ocupe un lugar que no debe ser el suyo" en las copas para el sorteo, añadió.

Por su parte, Pinto dijo que está tranquilo con la suerte que le tocó a los ticos.

"Entre más bravo sea el toro, mejor es la corrida", dijo el director técnico a medios locales.

Costa Rica abrirá el 14 de junio ante Uruguay; luego enfrentará a Italia el día 20 y a Inglaterra el 24. Los partidos de la llave se disputarán en las ciudades de Fortaleza (noroeste), Manaos (norte), Sao Paulo, Recife (noreste) y Belo Horizonte (centro).

Las distancias entre estas ciudades son enormes. Por ejemplo, entre Sao Paulo y Manao, la distancia es de unos 3.800 km por carretera.