Según señalaron los legisladores oficialistas de Acción Ciudadana y la fracción del Frente Amplio, que adversan el uso de votaciones secretas para nombrar a los magistrados, este resultado estaba arreglado con anticipación tal como lo reveló una 'filtración' que provocó un debate en el Plenario, que vivió una incómoda situación en la que se quebró el procedimiento para este tipo de nombramiento.

Algunos diputados de Liberación Nacional, como Ana Lucía Delgado, calificaron la maniobra como una burla “aunque esto puede ser legal es una irresponsabilidad y una grave falta de ética” dijo en el Plenario.

También Luis Fernando Chacón, liberacionista, lamentó que la persona que obtuvo los votos había participado en otro expediente y en ese caso no había cumplido los requisitos. Por lo que, afirmó, mediante una maniobra “burda” e “irrespetuosa” se introdujo en el proceso “por la puerta de atrás” a esa persona que no estaba postulando para el cargo de magistrado.

Para el diputado del PAC Enrique Sánchez, la maniobra de los legisladores que se opone al voto público para ocultarse detrás del secretismo de la votación, mancharon “la transparencia que estamos solicitando al Poder Judicial en todas sus actuaciones”.  Sánchez advirtió que nadie sabe nada “de esa persona que recibió los votos".

Otros diputados y diputadas se sumaron a las expresiones de indignación, como la oficialista, Nilsen Pérez, que criticó a quienes se valieron del anonimato para armar una maniobra como la que ocurrió. El diputado Carlos Ricardo Benavides, por su parte, fue claro al pedir a la fracción del PLN que votara por alguna de las personas que participaron y cumplieron con todos los requisitos del concurso.  

Una voz distinta fue la de Pedro Muñoz, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), defensor del secretismo en las votaciones. Su argumento fue, que los jueces de la Sala III tendrán que enfrentarse a las mafias y al narcotráfico, una situación que vulnera la seguridad de quienes eligen a los magistrados, es decir, a los diputados. Sin embargo, criticó como se eligió a Briglia.

La diputada Carolina Hidalgo, del PAC, lamentó que la mayoría de fracciones decidieran continuar con las votaciones secretas para la elección de magistrados(as), a pesar de que la Sala Constitucional, mediante un voto en este sentido, dijo que las votaciones deben ser públicas.

También el legislador del FA, José María Villalta, criticó lo ocurrido y abogó para que el Plenario, de una vez por todas, elimine el secretismo en las votaciones del Congreso en aras de mayor transparencia.