El anuncio lo hizo el presidente Xi Jinping al reunirse el martes con el mandatario costarricense.

“Lo que no esperábamos fue el ofrecimiento de cooperación, 24 millones de dólares sobre los cuales vamos a definir el uso en proyectos de desarrollo e inversión, en la nueva visión de las relaciones entre ambos países, que como socios estratégicos, impulsaremos planes de beneficio mutuo”, indico Solís desde la capital de China.

Solís se mostró complacido con la donación, pero explicó que de ahora en adelante este tipo de ayuda será solo un componente de la relación entre ambos países, que pasará ahora una nueva etapa.

Costa Rica y China, explicó el presidente, firmarán un plan conjunto que los convierte en socios estratégicos, lo que permitirá concretar proyectos de inversión y diálogo político en condiciones de igualdad, componentes que van más allá de la cooperación unilateral que ha prevalecido hasta ahora.

El gobernante costarricense planteó a su colega chino un proyecto para fomentar zonas económicas especiales, que consiste en el desarrollo de fuerte inversiones para generar empleo, dinamismo económico y superación económica en las regiones más deprimidas del país.