“En momentos en que familias costarricenses sufren la pérdida de seres queridos a causa del brote de la gripe AH1N1, las autoridades de salud de nuestro país parecieran no realizar los mayores esfuerzos por combatir la propagación de esta grave enfermedad, asegurando que se trata de una situación normal”, apuntó un comunicado de la agrupación.

El comunicado indica que en los centros donde se han presentado casos, lo que separa a los pacientes enfermos de AH1N1 de los pacientes que requieren atención por otros motivos “son sábanas o simples biombos, cuando lo que se requiere es un aislamiento y manejo estricto de las técnicas de asepsia y aplicación de los protocolos de bioseguridad”.

UNDECA asegura que ha recibido denuncias en el sentido de que a algunos trabajadores de la institución que atienden a pacientes enfermos, no& se les ha suministrado los insumos de seguridad, exponiéndoles al contagio y facilitando la propagación.

Vacunación

“Ante esta realidad demandamos a las autoridades extremar las medidas con aislamiento de casos positivos y sospechosos con síntomas respiratorios y que se designe al personal vacunado, como primera línea para atender a los pacientes, y vacunar a los trabajadores que no lo estén”, señala el comunicado sindical.

UNDECA consideró “irresponsable” el argumento del Ministerio de Salud de que no es el momento de realizar la vacunación y que se justifique con que el inicio de una campaña de vacunación no se dará hasta abril próximo. Por el contrario, es prioritario revisar el porcentaje de personas vacunadas en los grupos de riesgo, y tener una clara identificación de esta población en San Carlos y las otras regiones afectadas, argumentó.

Luis Chavarría, secretario general de UNDECA, dijo que “este es un asunto delicado y de interés público” y demandó a las autoridades de la CCSS y del Ministerio de Salud que no se escatimen recursos para atender el problema.

“No se debe escatimar recursos en la aplicación de medicamentos anti virales de mayor acción, como oseltamivir y tamiflú, y debe garantizarse la existencia de equipos de ventilación mecánica para dar soporte a los pacientes que se agravan”.

También “pedimos que se dote de la indumentaria correspondiente al personal que tiene atención directa a los pacientes que han dado positivo y a los sospechosos, incluyendo la mascarilla N95 (que es vital para el manejo de estos pacientes)”, agregó.