J. Jaime Hernández/Corresponsal

The New York Times reveló ayer que Carlos y Alberto Rojas Cardona, hermanos del magnate Juan José Rojas Cardona, aportaron 200 mil dólares para la campaña de reelección de Barack Obama, con lo que buscaban el perdón para su hermano

Washington. Dos hermanos estadounidenses de Juan José Rojas Cardona, magnate mexicano dueño de casinos que evadió cargos relacionados con drogas y fraude en EEUU en 1994, son de los principales donantes en la campaña de reelección de Barack Obama y buscarían el perdón para su hermano, reveló ayer The New York Times.

Rojas Cardona, conocido como Pepe, desapareció en 1994 mientras se encontraba en libertad bajo fianza en Iowa, y desde entonces ha sido relacionado con la violencia y la corrupción en México, incluyendo donaciones ilegales a funcionarios mexicanos, indicó el diario citando un cable del Departamento de Estado.

Ayer, la campaña de Obama anunció el reembolso del dinero donado por los Rojas Cardona (más de 200 mil dólares).

El periódico dio cuenta de las contribuciones de los hermanos Carlos y Alberto Rojas Cardona, quienes viven en Chicago, a la campaña de Obama y al Comité Nacional Demócrata. Asimismo, refiere que ambos buscan obtener el perdón para los cargos contra su hermano.

Según el diario, Pepe Cardona es uno de los principales involucrados en el violento mundo de los casinos en México. En 2007 sobrevivió un intento de asesinato y, de acuerdo con un cable del Departamento de Estado filtrado por WikiLeaks, se sospecha que donó ilegalmente 5 millones de dólares a las campañas políticas de México.

El Times da cuenta de un reportaje sobre Cardona difundido en septiembre pasado por el semanario Proceso, donde se relata la fortuna y notoriedad que alcanzó Cardona en México tras huir de EU. Logró obtener licencias de apuestas y, con ayuda de inversionistas en Louisiana, comenzó a abrir casinos en Monterrey, convirtiéndose en el “zar de los casinos”.

Según el semanario mexicano, Rojas Cardona aportó capital a las campañas de Felipe Calderón, Roberto Madrazo y Andrés Manuel López Obrador.

A la cabeza

En este marco, ayer se difundió que en un sondeo de The Washington Post, Obama se mantiene a la cabeza de las preferencias por encima del republicano Mit Romney. De acuerdo con la encuesta realizada entre el pasado miércoles y el sábado, Obama cuenta con la preferencia de 52% de los estadounidenses comparado con 43% de apoyo para Romney.

Para la mayoría de los encuestados, Obama está mucho mejor calificado que Romney a la hora de proteger a la clase media y terminar con la inequitativa carga de impuestos que favorece a los ricos.

Los responsables de la encuesta subrayaron que esta es la primera vez, desde julio pasado, que Obama supera 50% de respaldo entre todos los adultos cuando se le compara con Romney, y es la primera vez que supera esa marca entre los votantes registrados.

“Con el beneficio de una creciente confianza del público acerca de su manejo de la economía, Obama por primera vez tiene una ventaja clara sobre Romney en una potencial decisión electoral”, dijo el Washington Post. La tímida recuperación de la economía se ha convertido en la mejor noticia para Obama.