En imagen de archivo, una mujer vende una copia del diario La Prensa en una calle en Managua, Nicaragua. Foto Ap

Managua. La junta directiva de La Prensa, el diario más antiguo de Nicaragua y un medio crítico del poder, informó en un comunicado que varias planchas, repuestos y correas para la rotativa se encuentran ya en sus bodegas. Añadió que espera que este viernes termine el proceso de liberación de la aduana del papel y resto de insumos.

La dirección del diario anunció el pasado miércoles que el gobierno de Daniel Ortega había aceptado desbloquear los materiales retenidos a La Prensa desde agosto de 2018, gracias a gestiones realizadas por el nuncio apostólico en Managua, Waldemar Stanislaw Sommertag.

El periódico señaló en un comunicado que el gobierno pretendía cobrarles una “suma millonaria” que no fue revelada, en concepto de “bodegaje”, por los 500 días que los materiales estuvieron retenidos. No se ha informado si se resolvió de alguna manera esa disputa.

El gobierno nunca explicó por qué el material de La Prensa estaba retenido en las bodegas de la Dirección General de Aduanas, una medida aplicada también contra el rotativo El Nuevo Diario, que cerró en septiembre pasado de forma definitiva tras casi 40 años de existencia.

En los últimos meses, sin embargo, directivos de ambos diarios denunciaron que fueron sometidos a una “censura de facto” y a una “asfixia económica”, en aparente represalia por su posición crítica contra Ortega y en favor de las protestas antigubernamentales que estallaron en el país en abril de 2018.

La falta de papel e insumos llevó a La Prensa a reducir su tiraje de 36 a ocho páginas y a despedir a casi 300 de sus 400 empleados. De los 100 periodistas, editores y fotógrafos, continuaban trabajando esta semana menos de 30.

En octubre pasado, los directivos del diario anunciaron que luchaban “para evitar el cierre” y preparaban un plan para sobrevivir solamente con una edición digital de apenas 5 mil suscriptores. El diario continuó imprimiéndose en papel bond facilitado por una imprenta asociada.

Fundado hace 93 años por la familia Chamorro, La Prensa fue un diario crítico del dictador Anastasio Somoza (1967-1979). El más famoso de sus directores, el periodista Pedro Joaquín Chamorro, fue asesinado en 1978 por presuntos sicarios del régimen. El periódico también cuestionó a los sandinistas que derrocaron a Somoza, gobernaron de 1979 a 1990 y retomaron el poder en 2007 con el exguerrillero Ortega, hoy de 74 años, a la cabeza.