Geovani Villalobos, al centro, durante una reunión en la cooperativa Coopelesca.

 

 

Esta la visión dadas a Informa-tico.com por el presidente del Consejo Nacional de Cooperativas, Geovani Villalobos, quien era miembro de la junta directiva del Infocoop al momento de la intervención, por supuestas pérdidas millonarias.

“Cuando se dio la intervención, no había nada anómalo que se pudiera demostrar, porque los argumentos estaban basados en un informe de auditoría cuyas recomendaciones ya estaban siendo cumplidas. Había un plazo de seis meses para ello”,  aseguró el dirigente cooperativo, quien es una de las personas investigadas por la Fiscalía.

“Por lo tanto, la intervención no era porque hubiera pérdidas, sino porque se quería sacar a un grupo político y meter a otro, una maniobra impulsada básicamente desde la Asamblea Legislativa”, agregó.

Villalobos explicó que cualquier crédito en el Infocoop es aprobado por la junta directiva de 7 miembros (cuatro del movimiento cooperativo y tres del gobierno), con un mínimo de 5 votos. De modo, que al menos un miembro del  gobierno tiene que votar favorablemente.

Entonces, cuando se da intervención “debían sacar también a los representantes del gobierno, pero a ninguno se le removió de su cargo.

A raíz de las denuncias sobre la supuesta pérdida de casi 28.000 millones, que la empresa auditoria Carvajal y Colegiados a puesto en duda por la falta de información que respalde el dato, 17 dirigentes cooperativos fueron denunciados por la Fiscalía.

De acuerdo con dicha denuncia, existía una red criminal que se dedicaba a otorgar créditos a cooperativas con bajas tasas de interés, largos plazos y periodos de gracia, a lo cual Villalobos responde que es una acusación absurda.

“Esa es la funcióndel Infocoop -aseguró-. Por ejemplo, nosotros hicimos una readecuación de crédito a 25 años al 2% porque el grupo Coocafe estaba muy mal y había que escoger entre readecuar los créditos o quebrarlos de una vez y que no pudiera pagar nada”, afirmó Villalobos.

“En esa votación estuvo el hoy presidente de la República, que era el ministro de Trabajo, pero a él nunca lo acusaron. No es que haya actuado mal, hizo lo que tenía que hacer, era su función, pero ¿por qué a unos se les acusa y a otros ni se les menciona. Eso demuestra que hubo mala intención”, agregó.

El presidente de Conacoop asegura que la mayoría de las cooperativas morosas estaban pagando y que a algunas se les había otorgado una suspensión de pago temporal porque su situación financiera era muy complicada. “Se les readecuaban las deudas con acompañamiento técnico para que pudieran salir adelante”.