Por David Chavarría H. (*)

Por ser parte o tener conocimiento de la existencia de la sociedad “Laura hacia el Dos Mil Diez S.A”, la cual habría funcionado como una “estructura paralela de financiamiento no declarada, reportada, ni tampoco autorizada por el TSE” en la pasada campaña del PLN, el denunciante Douglas Caamaño pidió el retiro de credenciales de la presidenta Laura Chinchilla, el presidente de la sociedad, Jorge Walter Bolaños, el exjefe de campaña, René Castro, Alex Sibaja, extesorero del PLN, y Adrián Chinchilla, exgerente de campaña.

La sociedad Laura Hacia el Dos Mil Diez fue constituida el 7 de noviembre de 2008;  según el denunciante, Douglas Caamaño, esta recibió contribuciones en especie “no declaradas ante el TSE”, por lo que ahora se solicita investigar el accionar de los miembros del comando de campaña liberacionista.

Caamaño explicó que Jorge Walter Bolaños tenía una doble responsabilidad en el manejo de los fondos de la campaña, puesto que al mismo tiempo era el presidente y apoderado generalísimo de la sociedad y a la vez era el tesorero del PLN, por lo que en su juicio habría omitido declarar y registrar los aportes y contribuciones “realizados por dicha empresa al partido, a la campaña y precampaña”. (Ver nota aparte: “Jorge Walter Bolaños, el hombre fuerte que manejó las dos cuentas de campaña”)

La denuncia se basa en la firma de un contrato de arrendamiento entre el PLN y la empresa Casa Miralta S.A, propietaria de un inmueble ubicado en el distrito josefino Mata Redonda, frente al hotel Torremolinos, y que fue utilizado por el partido.

De acuerdo con el contrato establecido entre ambas partes, la oficina empleada por Chinchilla recibió la donación de ocho líneas telefónicas procedentes de la sociedad Laura Hacia el Dos Mil Diez, una línea telefónica aportada por Unión Para el Cambio ES, un medidor eléctrico brindado por Adrián Chinchilla Miranda y un medidor de agua donado por Manuel María Peralta Carranza. “Estas son donaciones en especie que no fueron reportadas ante el TSE”, señaló Douglas Caamaño.

El denunciante afirmó que la sociedad organizó actividades con el fin de recaudar fondos para el financiamiento de la campaña del PLN.

De ello, sostiene, existe una publicación del periódico La Nación del  2009 en la que René Castro, exjefe de campaña de la precandidata Chinchilla, anunció que durante una cena realizada en el Hotel Herradura más de 400 personas pagaron $1.000 por participar de la actividad.

Según la información, Castro habría dicho que “para pagar emitieron un cheque a nombre de Laura hacia el 2010 S. A., sociedad anónima creada para manejar fondos de la precampaña”.

Douglas Caamaño expresó que si se lograran abrir las cuentas de la sociedad se podría saber quiénes donaron a la campaña, si se trató de personas jurídicas o extranjeros, los cuales se encuentran inhabilitados para realizar donaciones.

“Con la apertura de cuentas nos vamos a enterar quiénes, cuánto, cómo y dónde depositaron las distintas cantidades”, comentó.

Laura Chinchilla además recibió un salario por al menos cuatro meses, pagado con fondos de la sociedad; la actual mandataria declaró ante la Caja Costarricense del Seguro Social,  un salario de ¢764.025 mensuales.

Caamaño aseguró que  Chinchilla al ser empleada, “no puede desconocer del uso de las cuentas que utilizó la empresa creada por Jorge Walter Bolaños”.

En la solicitud de Caamaño se indica que una vez investigados los hechos se deberían imponer las “sanciones electorales y penales” correspondientes, además que se retiren los credenciales a los implicados en los actos.

Igualmente, los resultados de la investigación del TSE serán comparados con lo que determine el  Ministerio Público en la denuncia interpuesta por Rosa Emelina Martínez contra Bolaños, según lo manifestó Caamaño.

La denuncia interpuesta el pasado 14 de febrero por  Caamaño en contra de la sociedad Laura Hacia el Dos Mil Diez, se suma a la presentada -en julio del año anterior-, por el diputado del Movimiento Libertario (ML), Danilo Cubero, quien luego de seis meses sin respuesta considera que hay” un trato desigual del TSE a los diferentes partidos”.

“Hay una celeridad cuando se trata de impugnarnos, pero un paso muy lento cuando se procede a investigar nuestras denuncias”, afirmó Cubero.

No obstante, según información del Tribunal Supremo de Elecciones, el informe final podría estar listo a mediados de marzo, luego de analizar lo planteado por Douglas Caamaño.

Pese a que se intentó conocer el criterio tanto de Jorge Walter Bolaños, Alex Sibaja y la presidenta Laura Chinchilla, no se obtuvo respuesta al cierre de edición. 

Jorge Walter Bolaños, el hombre fuerte que manejó las dos cuentas de campaña

Las funciones desempeñadas por Jorge Walter Bolaños durante los pasados comicios electorales lo convierten en la figura clave y de mayor poder en el manejo de los dineros destinados a la campaña del PLN, al estar al frente de la Tesorería de esta agrupación política y de las sociedades “Laura hacia el 2010” y “Traspaso de poderes S. A.”.

Su trabajo como tesorero de campaña ha estado en el ojo de la tormenta al darse a conocer la estructura creada para el manejo de fondos  públicos cobrados como parte de la deuda política ante el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), y que en al menos 500 cheques de 64 cantones se presentaron irregularidades que ahora investiga el órgano electoral.

En opinión del politólogo Víctor Ramírez, da la apariencia que Bolaños pudiera tener una enorme responsabilidad de los actos hoy cuestionados, que involucran al PLN. Aun así considera que hechos como el desvío de fondos del rubro para transporte podrían ser considerados como eventos fuera del control del entonces tesorero.

“Si el subalterno es el que se roba la plata, es responsabilidad del subalterno y no del jefe”, expresó Ramírez, quien indicó que todo esto será resuelto con la investigación que tenga que hacer el Tribunal y el Ministerio Público.

Posteriormente se le denunció por la creación de una empresa denominada “Laura Hacia el Dos Mil Diez S.A”; sociedad que recogió sumas cuantiosas utilizadas para sufragar gastos durante la campaña, sin que la procedencia de estos dineros haya sido reportada  ante el TSE.

Por lo que Douglas Caamaño no descarta que Bolaños sea el principal “sacrificado” dentro de las filas del PLN, incluso agregó que “ya salió Alex Sibaja diciendo que el responsable es él”.

A pesar de ser señalado directamente, Bolaños se ha mantenido al margen de las acusaciones. Por eso, el diputado del Movimiento Libertario Danilo Cubero aseveró que aunque las denuncias presentadas aportan pruebas contundentes “no se ha detenido al tesorero, no ha habido allanamientos”.

Cubero consideró que el trato de las instituciones encargadas de llevar las denuncias en el caso del PLN ha sido “dispar”, en relación con otras acusaciones contra partidos políticos, como la que pesa contra la agrupación que representa, el Movimiento Libertario.

Para Ramírez, el extesorero de campaña liberacionista está en la obligación de responder ante los cuestionamientos que surgen, debido a su condición de funcionario público, puesto que se desempeña como representante de Costa Rica ante el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Bolaños figura como presidente y apoderado generalísimo de Laura Hacia el 2010 S.A. y Traspaso de Poderes  S.A, sociedades que se mantienen registralmente activas ante el Registro Nacional. Además de estas dos sociedades, se reconoce como integrante de 21 empresas más.

Asimismo, como representante del PLN mantiene una deuda pendiente con la empresa Comunicaciones Múltliples J.V de Costa Rica, por concepto de una mensualidad en el pago de servicios de radiocomunicación, correspondiente al mes de abril del año 2010.

Recién concluida la contienda electoral, Bolaños fue designado por la presidenta ante el BCIE, un puesto que muestra la confianza que la mandataria tiene hacia él.

Bolaños fue nombrado pese a que el exrepresentante del BCIE en Costa Rica, Alfredo Ortuño, le solicitó a Chinchilla, renovarle el contrato por dos años más, pero la presidenta consideró que Ortuño era un “hombre de confianza de los Arias”, por lo que optó por designar para ese puesto a su extesorero de campaña, Jorge Walter Bolaños.

Ante esto no es de extrañar que Bolaños sea calificado como un “hombre cercano” de Chinchilla, pues antes de ocupar la silla del BCIE tuvo a su cargo las finazas de la precampaña, de la campaña y del traspaso de poderes.

La presidenta lo calificó como el mejor candidato para el puesto debido a su “experiencia, conocimiento y transparencia”, a lo que Bolaños le devolvió el elogio arguyendo mantener una relación “muy positiva” con la mandataria, y al opinar estar “encantado con el estilo de Chinchilla”.

Para el legislador del Frente Amplio, José María Villalta, en partidos que realizan campañas millonarias como el PLN, el cargo de tesorero es “clave” y “quien lo ocupa sabe mucho y por eso lo premian de la mejor manera posible”,  sostuvo.

“Liberación Nacional ha hecho un uso politiquero histórico del cargo en el BCIE, designando a sus tesoreros de campaña”, afirmó el diputado.

Villalta recordó cómo por este puesto han desfilado figuras políticas ligadas a grupos económicos importantes, tales como Alfredo Ortuño y Ricardo Alem, y quienes antes de ocupar el cargo en el BCIE manejaron las finanzas de campaña liberacionistas.

Según reportes del Tribunal Supremo de Elecciones, Bolaños aportó a la campaña del PLN -entre mayo 2009 y  abril 2010-,  una suma total de ¢20.838.969.

En el año 2001, integró la Junta Directiva de La Nación S.A, junto a Manuel Francisco Jiménez Echeverría, Francisco Guzmán Chacón, Fernán Vargas Rohrmoser, Francis Durman Esquivel, Mario Montealegre Saborío, Walter Kissling Gam, Marianela Ortuño Pinto y Carlos Alberto González Jiménez.

Dentro de la función pública Bolaños fungió como Ministro de Hacienda durante la administración del socialcristiano Abel Pacheco de la Espriella (2002-2004).

Jorge Walter Bolaños es administrador de empresas,  aunque en este momento mantiene un proceso de renuncia a su afiliación al Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas de Costa Rica (CPCECR), según lo manifestado por el CPCECR y del cual se mantuvo moroso desde 1996, como lo denunció en el 2010 el diputado del Frente Amplio, José María Villalta, quien a su vez solicitó a Chinchilla la destitución de Bolaños del BCIE al estar inhabilitado para ejercer la profesión.