“Los matones nos gritan amenazas de muerte, en la tarde gritaron que, de aquí no nos vamos hasta que matemos otro indio”.

“Este sábado incendiaron más lugares, quemaron todo lo que pudieron en China Kichá, hombres y mujeres hemos sido apedreados”. “Quemaron nuestras viviendas y todo lo que teníamos”.

“Estamos totalmente rodeados por lobos, bloquearon el camino para que no pasen carros, ni la policía”, son los testimonios recibidos por Informa-Tico, de personas que están ahí, en una situación de grave riesgo para sus vidas y bajo gran tensión.

“La tensión crece. Nos tienen rodeados los matones que nos atacaron antes. Los finqueros están en la plaza de China Kichá con mucha gente no indígenas. Han traído a muchos matones de otros pueblos como Pejibaye, Pérez Zeledón, San Antonio, traídos hasta ahí por Carlos, Luis y Juan Naranjo, Miguel Vargas y Gilbert Hernández” declararon a Informa-Tico personas que se encuentran sitiadas.

La población indígena resiste pacíficamente confiando en que los costarricenses van a reaccionar exigiendo a las autoridades lo que pidió la Defensoría “acciones más contundentes para desarticular las redes de criminalidad y la formación de un posible escuadrón”, el Fuerzas Negras.

Los voceros de la comunidades indígenas reclaman al gobierno que hasta este momento ningún matón ha sido detenido y aseguran que siguen actuando con total impunidad; además denuncian que hay pocos policías que se limitan a dar explicaciones a los agresores.

“Ellos se movilizan en grupos de veinte, cuarenta, más de cien personas están con los terratenientes en la plaza de China Kichá”. Los ataques son idénticos, denunciaron los indígenas este sábado.

Los testimonios parecen hablar de las acciones del escuadrón Fuerzas Negras que denunció la Defensoría de los Habitantes  el viernes, los ejecutores de los crímenes contra los pueblos indígenas de Térraba, China Kichá y Salitre.

“Son muchos los matones que se encuentran en China Kichá, traídos de otros pueblos por los terratenientes” denunciaban; al caer la tarde, las mujeres indígenas de las fincas recuperadas donde ya no quedan casas en pie porque fueron quemadas entre el viernes y el sábado, por los agresores, que también empezaron a incendiar el bosque.

En las primeras horas de la noche del sábado, nuevos incendios se registraban en Crun Shurin, causados por hombres no índígenas que se ocultaban en la oscuridad de la noche. Mientras en las fincas recuperadas en China Kichá las personas que se encuentran sitiadas no podían dormir.

Presidente Alvarado reprobó la violencia

El presidente Carlos Alvarado reprobó la violencia, a través de un tuit: “Reprobamos los actos de violencia en el Territorio Indígena de China Kichá en Pérez Zeledón. En este momento, los Viceministros Randall Otárola y Eduardo Solano se trasladan a la zona. @fuerzapublicacr y @BomberosCR atienden la situación en el territorio desde esta mañana.”