Dos de los presidentes de este periodo Daniel Oduber Quirós y Rodrigo Carazo Odio (Fotos: Google)

Dos de los presidentes de este periodo Daniel Oduber Quirós y Rodrigo Carazo Odio (Fotos: Google)

Mientras el presidente norteamericano abandonaba el territorio nacional, hizo el volcán Irazú la primera de una serie de erupciones de ceniza que finalizaron en 1965. Lamentablemente Orlich, bajo presión de los Estados Unidos, envió guardias civiles a República Dominicana –en calidad de refuerzo simbólico- durante la invasión que sufrió ese país en 1965.

El anticomunismo acérrimo, hijo de la Guerra Fría, se organizó en el Movimiento Costa Rica Libre, que nace hacia 1962, como respuesta a la revolución cubana (1959). Es una organización paramilitar, según algunos financiada por los Estados Unidos; publicaba una página semanal en el periódico La Nación. Desde la desintegración del bloque socialista liderado por la URSS tiene una actividad intermitente.

La multimillonaria propaganda anticomunista distorsionó la percepción de los asuntos sociopolíticos. Lo ejemplifica la elección presidencial de 1966, cuando fue derrotado Daniel Oduber, tachado de comunista sin ningún fundamento.

Daniel Oduber por fin fue electo presidente de la República (1974-1978). De su gobierno cabe destacar la creación de un sistema de parques nacionales que, junto con otras figuras jurídicas, ha crecido hasta cubrir un 20% del territorio nacional, con evidentes beneficios para la flora, la fauna, los recursos hídricos y el turismo. A pesar de la práctica de ganadería extensiva, que produjo tanta deforestación, el país es uno de los pocos –a nivel mundial- que ha aumentado la zona boscosa. Asignaciones Familiares se inició en la última administración de Figueres Ferrer. Sobre esa base, la administración de Oduber puso en marcha el programa de Comedores Escolares, ese paliativo para la pobreza que funciona –en muchos casos- incluso durante las vacaciones escolares. Infinidad de niños escapan así de la desnutrición.

La Corporación Costarricense de Desarrollo (CODESA) fue presentada como proyecto de ley durante la presidencia de Orlich (1962-1966), y creada en 1972. Durante el gobierno de Oduber se puso en marcha. Su objetivo era promover el desarrollo económico del país fortaleciendo las empresas privadas costarricenses dentro del régimen nacional de economía mixta; así se avanzó hacia la formación de un Estado empresario. Se pretendía promover empresas financiadas principalmente por el Estado que, ya solventes, podría adquirir en su totalidad el capital privado.

Sin embargo, los grandes empresarios nacionales, lejos de avalar la iniciativa, la vieron –con anteojos liberales- como algo impropio del Estado y una amenaza que los desplazaría. Esto, unido a cuestionables manejos financieros, influidos por intereses políticos, la condujo al fracaso. Su cierre se dio en 1997. El transcurso de los años ha demostrado el desinterés e incapacidad del capital nacional para formar empresas fuertes e innovadoras, uno de los factores del estancamiento económico.

16. Carazo desafía al Fondo Monetario Internacional

Al presidente Rodrigo Carazo Odio (1978-1982) le tocó la malaventura de enfrentar las consecuencias del shock petrolero de 1979. El precio del petróleo se multiplicó por 2,7 desde mediados de 1978 hasta 1981 y el país debió lidiar también con las consecuencias de una duda exterior acumulada desde hacía varios años.

En ese contexto se dieron las discrepancias entre Carazo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), culminadas por la expulsión de funcionarios de dicha entidad. Aunque personas de pensamiento izquierdista y antimperialista han aplaudido la actitud de Carazo –valorada como defensa de la soberanía- es innegable que provocó una agudización de la crisis económica durante el decenio de los 80; cuarenta años después se la recuerda con temor. La moneda nacional –el colón- sufrió bruscas devaluaciones con respecto al dólar, mercancías tan comunes como los vasos de vidrio no se conseguían y se elevaron los precios de los artículos de consumo diario.

Por otra parte, Carazo apoyó al pueblo nicaragüense en su titánico esfuerzo por derrocar la dinastía de los Somoza, tarea secundada por la gran mayoría de los ticos. Fueron tiempos de hermandad que, a veces, algunos pinoleros olvidan a causa de disputas fronterizas.

Luis A. Monge Álvarez (1982-1986) encontró el país en una situación económica de la tal gravedad que necesitó congraciarse con el FMI, aún a costa de sus principios socialdemócratas. No en vano recibió un millón de dólares diarios de los Estados Unidos, se dice.

Firmó el primer Programa de Ajuste Estructural (PAE 1) en 1985, con el que comenzó la desintegración del Estado social de derecho y la consecuente pugna por defenderlo.

Si bien Monge declaró la neutralidad perpetua de Costa Rica ante cualquier conflicto bélico en noviembre de 1983, se le ha acusado de tolerar operaciones de abastecimiento para la “Contra” –la oposición armada al régimen sandinista- desde territorio nacional, asunto comprobado por el mismo Congreso de los Estados Unidos.

(Esta Síntesis Histórica que está publicando Informa-Tico a razón de dos entregas semanales, los días martes y jueves, se recomienda coleccionarlas).