La comitiva de gobierno se trasladó a Buenos Aires de Puntarenas el domingo, la encabeza la Viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga, y según un comunicado oficial lo primero que hicieron fue reunirse con la delegación de la Fuerza Pública para garantizar la integridad física de las personas.

Pero los agentes de la Fuerza Pública de Buenos Aires de Puntarenas han sido denunciados reiterada veces por los dirigentes indígenas por apoyar los ataques violentos de personas no indígenas a los territorios Bribris y Térraba, en los que la policía no toma acciones pero observa y permite que se cometan las violaciones a los derechos humanos de los pueblos ancestrales costarricenses, amparados por convenciones internacionales y leyes nacionales.

Para este lunes fue convocado un mitin frente a Casa Presidencial a las 3 pm. en solidaridad con el territorio y el pueblo indígena de Salitre para presionar al Poder Ejecutivo y exigir el cumplimiento de los derechos aborígenes protegidos por el convenio 169 de la O.I.T. y Ley Indígena 6172 vigente en nuestro país.

De acuerdo con el comunicado del gobierno, desde hace dos semanas un equipo del Viceministerio de la Presidencia y el Viceministerio de Justicia y Paz “iniciaron un proceso de diálogo y negociación para atener con prontitud la problemática de esta zona”.

Sin embargo, este fin de semana varias familias bribris del pueblo de Salitre fueron víctimas de otro violento ataque, la quema de sus viviendas y la persecución por la montaña, bajo amenaza de muerte o de ser marcados con hierros calientes por sus captores, que además los insultan y les humillan con actos propios de la época de la esclavitud.

El Frente Nacional de Pueblos Indígenas – FRENAPI y la Mesa Indígena Nacional, denunciron los hechos y destacaron que los ataques racistas buscan detener el proceso de afirmación territorial autónomo que iniciaron los pueblos aborígenes para la recuperación, defensa y autonomía de sus tierras.

Frenapi, la Mesa y organizaciones ambientalistas (Bloque Verde) y defensoras de los derechos humanos (Centro de Amigos por la Paz y otras), responsabilizan al Estado porque la falta de claridad, la negligencia y la negativa a aprobar la Ley de Autonomía de los Pueblos Indígenas, que daría un marco legal claro y firme a los derechos de los pueblos aborígenes, deja un vacío que es aprovechado por personas que están consolidando en Buenos Aires de Puntarenas, un ambiente racista y violento en contra de los derechos de los pueblos indígenas de la zona sur de nuestro país.

Frenapi señala entre los supuestos responsables del ataque “a los abogados no indígenas, Thais Vidal Granados y Carlos Gutiérrez Alpízar, quienes construyeron una casa en territorio Bribri que es donde se concentró el grupo de “sikuas” (no indígenas) durante el día, posiblemente para planificar su acción delictiva”.

La Ley Indígena 6172 vigente a la fecha, establece que los territorios indígenas son inalienables, intransferibles e inembargables y el Convenio 169 de la OIT plantea la autonomía de los pueblos indígenas, por ello el pueblo indígena de Salitre está gestionando acciones para recuperar su territorio, ya que son los dueños legítimos de este, aun de los que por la fuerza poseen varios usurpadores.

El comunicado de Frenapi señala que el domingo, el acceso al pueblo fue bloqueado y cortaron la luz eléctrica y que los agentes de la policía se retiraron dejando a la libre a los agresores, que recibieron refuerzo de otros finqueros y matones en estado de ebriedad que a su paso disparaban, amenazaban de muerte y avanzaron hacia las comunidades de Puente, Rio Azul y Cebror donde también iniciaron la invasión de las tierras indígenas.

Más de 50 organizaciones sociales, estudiantiles, ambientalistas, defensoras de los derechos humanos y los derechos de los pueblos aborígenes se sumaron a la protesta contra la violencia de los usurpadores y pidieron al presidente Luis Guillermo Solís la intervención eficaz del gobierno.

Advirtieron que "en los asuntos de la soberanía indígena sobre sus territorios no cabe ninguna negociación, el territorio indígena, es del pueblo indígena Bribri como lo establece la Ley, los derechos no se negocian".

Reiteraron que "los Poderes del Estado no deben evadir la responsabilidad y dejar a la población indefensa y en manos de racistas criminales".

“Exigimos que estas acciones no queden impunes, se establezcan las responsabilidades y se emprendan las acciones judiciales por la violación a los Derechos Humanos de los pueblos indígenas hasta las últimas consecuencias”, concluye la denuncia de las organizaciones solidarias con los pueblos indígenes de la zona sur del país.

Organizaciones firmantes:

Comité de Solidaridad con el pueblo del Territorio Indígena de Salitre, Red de Mujeres Rurales de Costa Rica, Frente por los derechos Igualitarios, Personas, Sexualidades y Genero, Familias Diversas, Beso Diverso, Tinamaste, Colectivo Subversión, Asociación de Estudiantes de Trabajo Social UCR, Junta Directiva Asociación de Estudiantes de Geografía UCR, Asociación de Estudiantes de Sociología UCR y Asociación de Estudiantes de Antropología UCR.

También firman el petitorio la Asociación de Estudiantes de Ciencias Políticas UCR, Asociación de Estudiantes de Generales UCR, Asociación de Estudiantes de Historia UNA, Asociación de Estudiantes del Instituto de Estudios de la Mujer UNA, Asociación de Estudiantes Filosofía UNA, Asociación de Estudiantes de Ciencias Ambientales UNA, Frente de Lucha Estudiantil de Secundaria, Coordinadora Ni una Sola Mina, Red Contra la Represión, Frente Ecologista Universitario, Coronado por la Naturaleza, Colectivo Radio 8 de Octubre, Colectivo Radio Machete, Obate Fete Broran, Colectivo Morpho, Frente de Resistencia Animal y de la Tierra.

Asociación Costarricense de Derechos Humanos, Centro de Amigos para la Paz, Asociación de Iniciativas Populares Ditsö, FEDEAGUA, Red TECOCOS, Coordinadora Norte Tierra y Libertad, Coordinadora de Lucha SUR SUR, Circulo Bolivariano Yamileth Lopéz, Unión de Trabajadores del Sector Público y Privado, Centro Popular Costarricense de Estudios Sociales, Bloque Verde,

GuanaRed, Movimiento de Realidad Popular, Colectivo Mujer Ser, Difusión AntiEspecista Libertaria, Voz CR, Movimiento Diversidad, Diario Informa-Tico.com, Frenapi y Frente Nacional de Apoyo a la Autonomía Indígena en Costa Rica.

Solidaridad y apoyo a las denuncias deben ser enviadas a la Presidencia de la República, Ministerio de Seguridad, Corte Suprema de Justicia y Asamblea legislativa, con copia a frenapi@yahoo.com.mx , serpajcostarica@gmail.com