La ONU pide al gobierno costarrincese garantizar la seguridad física de los habitantes indígenas y de todas las personas involucradas en el conflicto, así como el derecho de los pueblos autóctonos a su territorio ancentral.

El texto difundido por la organización mundial manifiesta lo siguiente:

“El Sistema de Naciones Unidas en Costa Rica expresa su preocupación por la violencia registrada en el territorio indígena de Salitre este fin de semana, que ha provocado movilización de personas, quema de ranchos y bloqueo de caminos.

La ONU confía en que el Estado impulse urgentemente la resolución pacífica del conflicto de manera que se proteja el derecho de los pueblos indígenas a su territorio y también se garantice los derechos humanos de todos sus habitantes y a los actores involucrados para que rechacen cualquier tipo de violencia.

Naciones Unidas reconoce los avances concretados en la Mesa de Diálogo entre el Gobierno y los pueblos indígenas de la zona sur de Costa Rica durante el último año y que a través de la delimitación y demarcación, ha permitido iniciar con el proceso de esclarecimiento de la tenencia de tierras en el territorio de Salitre y hace el llamado para que dicho proceso sea concluido lo antes posible.

En este contexto, Naciones Unidas pide garantizar el derecho inalienable, imprescriptible, intransferible y exclusivo de los pueblos indígenas a su territorio, en apego a lo establecido en la legislación nacional y los instrumentos internacionales ratificados por el Estado costarricense.

Finalmente, la ONU renueva su disposición de seguir contribuyendo en lo posible para retomar el diálogo y construir una paz y convivencia duraderas en los territorios indígenas”.